lunes, 29 de diciembre de 2014

5 cosas que debes saber acerca de una mujer independiente

¿Qué hace exactamente a una mujer ser “independiente”? Esto puede significar un sinfín de cosas dependiendo de a quién se le pregunte, pero empecemos de cero.
Una mujer con mente independiente vive con sus propias reglas, le gusta tomar decisiones por sí misma y tiende a ser muy particular sobre lo que ella quiere.
El modo de pensar de forma independiente puede caer bajo una amplia gama de definiciones, hay algunas cosas con las que tendemos a identificarnos universalmente:

 1. No nos importa pasar tiempo a solas
De hecho, se requiere un tiempo a solas de vez en cuando. Nos da tiempo a reflexionar ya que tendemos a ser muy introspectivas sobre lo que somos y lo que queremos.
Encontramos paz no sólo en la comprensión de nuestras propias necesidades, sino también en la de nuestros compañeros y amigos. A veces podemos centrarnos mucho en el futuro, pero sólo por temor a crear distracciones de nuestros ambiciosos objetivos personales.
Necesitamos sentirnos cómodas con nuestras relaciones porque las reconocemos como importantes inversiones de tiempo y de emoción.

2. Nos tomamos muy en serio el compromiso
Consideramos las relaciones como iniciativas que requieren de mucho trabajo y piden el 110% de ambas personas. Tomamos muy en serio el compromiso, pero más aún nos tomamos en serio el compromiso hacia la otra persona.
Valoramos las relaciones como oportunidades para crecer con alguien que nos empuja a ser mejores personas, por lo que tratamos de elegirlos sabiamente.
Obviamente, esto no significa que pensemos que todas las relaciones son obligaciones absorbentes de la vida, sólo queremos garantizar que se les da la atención que pensamos que merecen.

3. Valoramos nuestra vida social fuera de las relaciones
Nada nos estresa más que la idea de no tener nuestros propios amigos. Necesitamos vidas sociales además de lo creado dentro de la relación.
Esto presenta una importante oportunidad para crecer independientemente de nuestras parejas y de nuestras relaciones románticas, con amigos que nos conocen igual -o más- que ellos.

4. Tenemos nuestra profesión y nuestros objetivos claros
Una de las características más definidas de una mujer independiente es su capacidad de formar una vida con su esfuerzo en el trabajo. La sensación de logro para nosotras es una meta que tenemos que alcanzar por nuestra cuenta.
Esto no quiere decir que no apreciamos que nos consientan con cosas agradables de vez en cuando, pero damos la bienvenida al reto de devolver el favor.

5. Apreciamos un verdadero caballero
Para los verdaderos caballeros por ahí, sinceramente les damos un aplauso. Ustedes son los que nos demuestran que la caballerosidad existe y no ha desaparecido por completo. Nuestros corazones se agitan cuando los hombres nos prestan su abrigo cuando hace frío o nos besan suavemente la frente para decirnos lo hermosa que somos.
Los regalos no tienen importancia, los detalles sí. Esos son los hombres que valen la pena para nosotras.