miércoles, 17 de diciembre de 2014

5 formas de darte cuenta que la relación se terminó.

Antes de llamar a un abogado, si pensás que la cosa se puede solucionar, te recomiendo un número que tendrías que marcar primero: un terapeuta de pareja.
Bill Doherty, profesor del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad de Minnesota, aconseja tratar de solucionar la mayor cantidad de problemas preexistentes antes de pedir el divorcio, las secciones de pareja ayudan a decidir si o no para mejorar la relación o cortar definitivamente.
Entonces… ¿cómo tomar la decisión?
Perdiste toda esperanza
El matrimonio es un camino largo y no un toco y me voy… Y la esperanza es como un vaso de agua helada cuando te morís de calor, es lo que hace que los músculos se mantengan en movimiento, es lo mismo que pasa con esas conversaciones difíciles, como cuando haces concesiones, o cuando hay que tomar decisiones por más dolorosas que sean. Sin esperanza, una pareja no va a funcionar.
Todo el tiempo se encajan lo que ‪#‎YaPaso‬…
Si todo el tiempo se la pasan peleando por cosas del pasado, eso es un signo importante de resentimiento, dice Katie Ramsburgh, terapeuta matrimonial y familiar del Gottman Institute. “El resentimiento proviene a menudo de una parte de la pareja o de ambos cónyuges, es cuando uno no se siente comprendido, o cuando no es valorado su lugar en la relación“.
Nada les viene bien
Si solo se ve lo negativo, las críticas, y están a la defensiva, o a las evasivas, ninguno va a tratar de hacer esfuerzo para hacer que las cosas funcionen.
Planean sus vidas por separado
¿Soñando con una vida de solteros? Se podría decir que este es el comienzo de un divorcio emocional, si no un divorcio real.
Ya nada se habla
¿Dejaron de hablar de las boludeces que les suceden durante el día? Las parejas exitosas conocen sus mundos interiores. No charlar sobre las cosas pequeñas de la vida es un signo grave de desapego emocional.
Como terminar algo que en realidad nunca empezó? Que siempre fue así desde el principio?