lunes, 15 de diciembre de 2014

¿Cómo protegerme de malas energías y envidias?

Partamos de la base de que todo lo que existe es energía (incluidos nosotros) y como tal las energías "malas" y "buenas" conviven en nosotros.
Es importantísimo saber antes que nada entonces, qué tipo de energías estamos vibrando para entender las energías que estamos atrayendo. Una forma muy sencilla es mirando el entorno, las personas, animales y plantas que nos rodean. Las personas que vibran bien y tienen sus campos áuricos armónicos, suelen ser personas a las que la gente les gusta abrazar y conversar. Como respuesta a su misma vibración, los animales suelen tenerle respeto y amor, porque eso es lo que irradian. En cambio, las personas que suelen caracterizarse por hacer comentarios ponzoñosos y tener sentimientos de envidia; son personas que repelen de alguna forma a los animales, ellos se muestran como atacados frente a su presencia. Las plantas en su mayoría no florecen dentro de su campo aurico (que se expande varios metros en cualquier ser humano) y por supuesto, los niños se niegan a saludarlos o abrazarlos.
Nada podemos hacer por que cambien su actitud, pero sí por cambiar la nuestra. LO QUE IRRADIAS ES LO QUE ATRAES. Ten en cuenta esa verdad. Si tú te dedicas a vivir tu vida con Amor y Alegría, éso atraerás. Así que fíjate de quienes te rodeas, ellos son tus espejos, por si no puedes darte cuenta. Sabe que la Verdad está en tí Siempre. Tú eres responsable de todo lo que te pasa, lo bueno y lo malo.