jueves, 11 de diciembre de 2014

Matemáticos dicen haber descubierto la fórmula del amor

¿Existe alguna fórmula para un amor duradero?

La fórmula para la primer cita perfecta es, digámoslo, sencilla:

Cena a la luz de las velas + Besos = Una llamada telefónica de vuelta.

¿La relación perfecta?

Tiempo + ( Comunicación x Atracción mutua ) - Tu mochila emocional

= Intimidad.

Las relaciones parecen ser sencillas si se ven de esa manera, pero no lo son.
Aún así todos hemos tenido romances donde los pros sumaban en puntos, donde las casillas correctas habían sido marcadas y los puntajes estaban parejos…pero de alguna manera no funcionaba como amor.
El amor puede ser frustrante, esquivo e intangible. Comienza en aquel espacio entre la intimidad y la emoción el cual es imposible de crear y agotador para mantener. ¿Podrían los algoritmos de los sitios de citas en línea o las probabilidades de toparse con tu pareja perfecta en el bar de la esquina predecir dónde, cuándo y por cuánto tiempo Cupido tocará a tu puerta?
Mientras que la ciencia no ha podido aún crear la pareja perfecta, ciertos matemáticos dicen haber encontrado la fórmula que predice por cuánto tiempo durará el amor. Research commissioned by MSN ha revelado una nueva ecuación del amor que determina los ingredientes claves para tener una relación exitosa y duradera, con factores que presentan el buen sentido del humor o las parejas sexuales de una persona en ranking de importancia.
De acuerdo a una encuesta realizada a 2000 hombres y mujeres, el 25% de tanto hombres como mujeres creen que su pareja debiese haber tenido cuatro parejas sexuales antes que ellos (con uno de cada cinco hombres aferrándose al pensamiento tradicional de que ellos debiesen ser la primera pareja sexual de su mujer).
La encuesta también reveló que los hombres priorizan la apariencia por sobre la inteligencia y que son dos veces más susceptibles a las mujeres en creer que el sexo es un factor importante para una relación feliz y resistente.
La sorpresa más grande para mí fue que el factor número uno que todos buscamos es el ingenio. Entonces ahí tienes: no es el sex-appeal el que te hará tener éxito frente al sexo opuesto sino que la brillantez ingeniosa.
Se dice que la formula resultante puede determinar por cuánto tiempo podría durar una potencial o actual relación.

La fórmula es la siguiente (puedes ver su interpretación más abajo):

L = 8 + 0,5Y – 0,2P + 0,9Hm + 0,3Mf + J – 0,3G – 0,5(Sm – Sf) + I + 1,5C

¿Funciona realmente? Decidí probar las hipótesis a través de medios extremadamente científicos (en otras palabras, transmitiéndole al mundo, vía Twitter, que soy soltero y estoy listo para entablar una relación con alguien de una manera matemáticamente aprobada). Utilicé la formula en varios amigos hombres y voluntarios durante el transcurso de una tarde de forma que no sospecharan, y eventualmente encontré un hombre con el que el amor duraría aparentemente 12.9 años.
El único problema es que él no me cae muy bien. Y pese a los 12.9 años que le podría ofrecer, él tampoco se muestra muy entusiasmado de intentarlo. Eso es ciencia. Ahora, de vuelta a la pizarra.

Esta es la explicación de la formula:

L = 8 + 0,5Y – 0,2P + 0,9Hm + 0,3Mf + J - 0,3G - 0,5(Sm – Sf) + I + 1,5C

L: la duración predicha de la relación en años.

Y: el número de años por las que las dos personas se han conocido antes de que la relación se volviera seria.

P: el numero sumado de parejas anteriores de ambas personas.

Hm: la importancia que la pareja hombre le otorga a la honestidad en la relación.

Mf : la importancia que la pareja mujer le otorga al dinero en la relación.

J: la importancia que ambos le otorgan al sentido del humor (sumados)

G: la importancia que ambos le otorgan a la buena apariencia (sumados)

Sm y Sf = la importancia que ambos le otorgan al sexo.

I = la importancia que se le da a tener buenos suegros (sumados)

C= la importancia que se le entrega a los niños en la relación (sumados)

Nota: todas las mediciones en grado de “importancia” poseen una escala de 1 a 5 donde 1 no es importante para nada y 5 es extremadamente importante.

Los resultados de la investigación para parejas del mismo sexo tuvieron pequeñas diferencias a los encontrados en parejas heterosexuales por lo que en este caso la formula cambia levemente a L = 8 + 0,5Y – 0,2P + 0,9Hm + 0,3Mf + J - 0,3G - 0,5(Sm – Sf) + I + 1,5C (donde S1 y S2 serían los números que ambas personas le otorgarían a la importancia del sexo.)