miércoles, 17 de diciembre de 2014

Que tipo de romance estacional te gusta?


Si las estaciones del año fueran novios…
Y los novios como canciones…
Todas las estaciones del año tiene algo especial y maravilloso para enamorarse. Terminemos con la idea que la Primavera es la estación del amor…
Verano:
El romance verano es como un calorón. Se lo puede encontrar en un patio, en una fiesta de casa de alguien, fumando y tomando una birra helada. Es exacto ese alguien que no te mueve un pelo cuando te estás cagando de frío, pero es perfecto para “la calor”. Un@ se lo puede imaginar en una playa, con la arena entre los dedos de los pies. Sin camisa y tomando limonada en el balcón. El sol le combina perfecto con la piel y un@ en esta época del año está como en celo. El único esfuerzo tienen que ser los orgasmos, y el resto es sólo aire… Como nubes. Sólo funciona en diciembre, enero y febrero. Cuando arranca marzo, las cosas cambiarán, todo se pone tipo saturación de dulce de leche. Con el primer sweater que te pongas ya sabés que la cosa se terminó. Y con el frío, también se congelan los sentimientos.
Otoño:
El romance otoño es agradable. Demasiado bonito. Es con alguien que conocés en la escuela o en un café, y están fascinados con tanta ternura. Pensás: “Esta es la persona que quiero para tomar chocolate caliente y escuchar jazz o lounge, algo así. Vamos a charlar de cosas súper-interesantes, hablar de política, y caminar juntos por una plaza…”. Al final de la temporada, vas a descubrir que lo bonito se gasta, lo bonito no garpa las cuentas del amor, lo bonito no te deja con ganas de más, lo bonito no calienta por más que tenga la imagen de la persona ideal. Y… Está empezando a hacer frío…
Invierno:
El romance invierno… Posiblemente el mejor de cualquier temporada, salgas con quien salgas en invierno, es un perro guardián. Un@, por lo general, tiene que empezar la búsqueda de este espécimen en mayo, ya que está en alto riesgo de extinción. A nadie le gusta estar solo cuando hace frío, así que hay que salir de cacería cuando todavía se puede… Las obligaciones del romance invierno incluyen: Comer todo lo que te de la gana sin importarte las consecuencias, quedarte en casa sin mover el culo para nada y emborracharse con juntos, cucharita durante una tormenta de agua-nieve y por último, pero no por eso menos importante, el primer viaje, un fin de semana juntos a un lugar mucho más frío del que estás en ese momento.
Primavera:
Este romance, es como la estación… Hermoso y rápido. Te vas a enamorar rápido, pero se va a ir antes de que puedas decir: “¿Te da ganas de garchar otra vez?” Un@ siempre quiere más de la primavera, pero nunca lo va a conseguir, porque como dice el tango, la luz de un fósforo fue…
Ok, ahora quiero saber ¿cuál sos y cuál es tu tipo favorito?… ¿Verano, otoño, invierno o primavera?