miércoles, 17 de diciembre de 2014

TIPOS DE ACOSADORES

De sopresa, te llega un mail. Y otro. Y otro. A los pocos meses, ese mail se transformó en el mail número 1567. Más tarde, confirmás que te están siguiendo. Que el loco o la loca pasó al terreno de lo personal. De repente, Y no sabés por qué ese tipo o esa mina no puede dejarte en paz. ¿Karma? ¿Destino? ¿Mala suerte? ¿Alguien te meó desde arriba? No sabemos. Lo que sí sabemos es que ser acosado no es una cosa que pasa cada muerte de obispo. Ser acosado, en tiempos de Internet precisamente, puede llegar a convertirse en una pesadilla.
Este es un tema muy serio. Pasa mucho. ¿O vos te creés que solamente los acosadores persiguen a las grandes figuras de Hollywood? ¿Que son todos Chapman? ¿Que somos todos Lennon? Pues sí. En el terreno insólito de la mente humana, todos podemos ser víctimas. Y por eso y para eso, para que no te sientas tan solito o solita si lo estás transitando, te dejo un resúmen de las clases de abusadores más comunes y corrientes (sí, son tan comunes y corrientes que asustan).
Acosador Rechazado:
Comienza a acosar después de que su compañero (romántico o amigo íntimo) termina su relación o indica que piensa terminarla. Quiere estar en una relación con la víctima otra vez o busca vengarse contra la víctima. Los motivos del acosador pueden variar, dependiendo en la reacción de la víctima. Suele ser el tipo de acosador más persistente e intruso. No es raro que haya habido violencia en el pasado de la relación. Este tipo de acosador es típicamente el más resistente a los esfuerzos que intentan terminar su comportamiento acosador.
Acosador Resentido:
Quiere asustar y preocupar a la víctima. Acosa a la víctima para vengarse contra alguien que lo ha ofendido. Ve a la víctima como alguien similar a aquellos que lo han oprimido y humillado en el pasado. Puede verse a sí mismo como una víctima luchando como un opresor. Puede ser el tipo de acosador más obsesivo y duradero. Es el más probable a amenazar verbalmente a la víctima. Es uno de los menos probables a asaltar físicamente.
Acosador Predador:
Acosa a la víctima como parte de un plan para atacarla, generlamente de forma sexual. Se motiva con la promesa de gratificación sexual y de poder sobre su víctima. Suele tener autoestima baja. Suele ser deficiente en sus relaciones sociales, especialmente románticas. Puede tener baja inteligencia. Generalmente no molesta ni trata de hacer contacto con la víctima mientras la acosa. No es probable que de indicios de su plan para atacar a la víctima.
Busca Intimidad:
Busca establecer una relación íntima y amorosa con la víctima. Puede creer que la víctima está enamorado/a de él o ella. Esta es una ilusión. Cree que la víctima es la única persona que puede satisfacer sus deseos. Cree que la víctima es un compañero ideal. No es un amante potencial. Ya ama a la víctima. Puede interpretar cualquier reacción de la víctima, aún una negativa, como alentadora. Puede creer que la víctima le debe su amor a cambio de todo el esfuerzo y tiempo que él ha dedicado a acosarla. Probable que tenga un trastorno mental como esquizofrenia, erotomanía o Afección Narcisista de la Personalidad. Generalmente no responde a sanciones legales porque las ve como desafíos que debe sobrepasar para probar su amor por la víctima.
Galán Incompetente:
Lo motiva un deseo de entrar en una relación romántica o íntima con la víctima. Sus aptituded sociales son deficientes y no sabe hacer la corte. Puede estar aislado de los sentimientos de la víctima (falta de empatía) y creer que cualquier mujer debería sentirse atraída a él. Puede tener baja inteligencia. Generalmente acosa a conocidos, pero puede acosar a un desconocido total. Invita a salir repetidamente a la víctima, aún después de ser rechazado. Llama repetidamente por teléfono a la víctima. Trata de tocar o besar a la víctima.
Erotomaníaco y Encaprichado Morboso:
Cree ser amado por la víctima. Cree esto aunque la víctima no ha hecho nada para sugerirlo, y aún puede haberle dicho que no lo ama y nunca lo amará. Reinterpreta lo que dice y hace la víctima para apoyar su creencia que ella lo ama. Su romance imaginado con la víctima es la parte más importante de su vida. Cree que el romance imaginado se convertirá en una unión permanente. Intenta repetidamente de acercarse a su supuesto amante y comunicarse con él/ella. No responde a amenazas de acción legal al menos que sea la amenaza de pasar tiempo en prisión.