jueves, 8 de enero de 2015

15 señales que indican que no es que yo esté loca, es que tú eres estupido

Mandar demasiados mensajes de texto. Mandar muy pocos mensajes de textos. Querer ir a ver una película. Querer ir a un club nocturno. Aparentemente, todos estos comportamientos pueden hacer que una mujer perfectamente cuerda sea una “loca”.
Parece que el simple hecho de respirar es suficiente como para hacerte una de las candidatas perfectas para el manicomio. Creen que estamos todas locas.
Los hombres llaman locas a las mujeres por dos motivos. El primero es para callarlas. El segundo, es porque esto es más fácil que admitir que ellos hicieron algo malo.
¿Cómo reaccionarían ellos si decidiéramos etiquetar todo lo que no nos gusta de ellos como comportamiento neurótico, irracional y completamente absurdo? Bueno, probablemente nos dirían que estamos locas.
(Estos son testimonios verdaderos de mujeres que fueron llamadas locas sin ninguna buena razón).


1. No estoy celosa, simplemente me parece inapropiado que estés besando a una niña en frente mío.

2. No mando demasiados mensajes de texto, es que tú nunca contestaste el único que te mandé.

3. No estoy obsesionada, únicamente te llamé a la hora que tú tenías que pasarme a buscar y nunca llegaste.

4. No soy una maniática del sexo, simplemente quiero tenerlo.

5. No soy una santurrona, es sólo que no quiero tener sexo en este armario para abrigos en el apartamento de mi tía abuela.

6. No estoy tratando de volver a verte, dejé mi camiseta en tu casa y realmente la quiero de vuelta.

7. No soy controladora, pero creo que está bien conocer a tus padres después de haber estado tres años juntos.

8. No estoy delirando, ella te está llamando en este mismo momento.

9. No soy difícil, me estás pidiendo que te comparta con seis mujeres más.

10. No soy dramática, simplemente creo que no deberías coquetear con mi mejor amiga.

11. No soy una maniática de la limpieza, es sólo que no quiero vivir con roedores simplemente porque tú no eres capaz de lavar un par de platos.

12. No estoy siendo demasiado dependiente cuando quiero pasar tiempo contigo, es solo que no te he visto en dos semanas.

13. No es que esté obsesionada contigo, es sólo que ya no tengo tu número de teléfono porque conozco a mi versión ebria más que nadie.

14. No te estoy pidiendo que seas mi novio, solo que no entiendo por qué me escribiste durante cuatro meses y cuando al fin nos volvimos a ver me dijiste que no querías apurarte en comenzar una relación porque “habías sido herido antes”.

15. No es que yo esté loca, sino que tú eres un imbécil.