viernes, 9 de enero de 2015

7 trucos que te ayudarán a ahorrar mucho dinero

En vez de tomar tu auto para ir a los almacenes de la ciudad para poder ahorrar una pequeña suma o manejar hasta tu tienda de baratijas sólo para poder utilizar ese descuento del 10%, piensa mas en grande.
No dejes que la emoción de pillarte con una rebaja o algún descuento importante nublen tu juicio a la hora de decidir si ir en busca de esos descuentos vale realmente la pena. Luego de tomar en cuenta tu gasto de tiempo, bencina y desgaste de tu vehículo, ¿Cuánto dinero ahorrarás realmente?
Los pequeños trucos del gasto diario son una excelente manera de desarrollar un habito de ahorro y de gasto consciente. Utilizar cupones de descuento o aprovechar alguna promoción cuando la oportunidad se presenta es una útil manera de ahorrar algún par de monedas, pero para lograr un ahorro mayor y más a largo plazo, es necesario considerar estos trucos que te mostraremos a continuación.

1. Ahórrate el interés
Asegurarse de tener una tasa de interés favorable es primordial para maximizar tus ahorros. En un préstamo de grandes proporciones como un crédito hipotecario por ejemplo, hacer un esfuerzo inicial te puede ayudar a ahorrar considerables cantidades de dinero para los próximos años. Para poder entregar algo de efectivo en este truco, necesitas tener tu crédito en buena forma. Esto implica revisar tu historial de creditaje, pagar a tiempo (y la totalidad de lo que debes) y reducir tu deuda para poder aumentar tu coeficiente de crédito lo máximo posible. Esto significa pagar todos los estados de cuenta de tus cuentas de tarjeta de crédito. Mientras más alto sea tu puntaje de crédito, tus pagos de intereses serán mas bajos y tus ahorros, por ende, más altos también.

 2. Pasa por alto la devolución de impuestos
Ajusta tus exenciones de retención para que los pagos que le hagas al Estado calcen con tu deuda fiscal y no termines así con una gran devolución en Abril. Aun cuando es súper emocionante recibir ese dinero en tu cuenta, es dinero que le has estado prestando gratis al Gobierno en vez de aumentarle intereses a tus propios ahorros y tus cuentas de ahorro.

 3. Regatea
Entre diez a veinte minutos en el teléfono hablando con tu compañía de cable o de telefonía móvil, o de cualquier otro proveedor de servicio, puede resultar en ahorros mensuales de algún tipo gracias a una de negociación a la antigua. Si no logras obtener ningún tipo de rebaja, pide que te cierren la cuenta y ve qué tipo de ofertas comienzan a lloverte. Si no logras regatear lo suficiente como para llegar a ahorrar lo que quieres, siempre puedes pedir el servicio a otra compañía, probablemente con un descuento por ser cliente nuevo además.

 4. Compra al por mayor
Aun cuando comprar al por mayor puede muchas veces llevarnos a comprar cosas innecesarias y gastar de más, se puede convertir en una gran estrategia de conseguir alimentos no-perecibles que son indispensables para nosotros, como productos de papel y suministros de limpieza. Otro tipo de productos que te pueden ser útiles son el alcohol, el que se puede comprar en grandes cantidades, no solo para ahorrar en el precio unitario de cada uno de los productos comprados, sino que también para ahorrarte un par de viajes a la tienda para comprar más.

 5. Ten una vida saludable
Además de los obvios beneficios de la vida sana, como lo son los gastos en salud, hacer ejercicio en sí y vivir una vida libre de cigarrillo y saludable, puede también acarrearte ahorros inmediatos en tus seguros de salud.

 6. Reducción en general
Tener más cosas equivale a tener más cosas que cuidar, limpiar, y a las que debes prestarle tu energía y tiempo. Desde el tamaño de tu hogar, hasta el tamaño de tu colección de ropa, tener más “cosas” genera más gastos. Disminuye la cantidad de cosas que tengas y ve como tus ahorros aumentan.

 7. Atrasa tu jubilación
Por cada año de tu jubilación que atrases en aprovechar esos beneficios, acumulas un aumento de tus beneficios permanentes de entre 5% a 8% por año hasta que cumplas 70. Esta estrategia puede aumentar tu sueldo de pensión en casi un 25%. Si lo quisieras hacer por tu cuenta, te tomaría muchísimo tiempo lograrlo.