jueves, 29 de enero de 2015

Simples reglas en la cama que nos asusta demasiado discutir

El sexo es algo fabuloso e increíblemente disfrutable, pero hay ciertos límites y reglas que deberían tenerse en cuenta. Aquí hay 11 reglas honestas -y de las cuales nunca hablamos- que todos deberían tener en cuenta:

1. No obtendrás algo que no pidas
Y siempre es mejor ser honesto. Si no pides algo, tu pareja no leerá tu mente. No esperes que sepa qué es exactamente lo que quieres.
Claro, te arriesgas a que tu pareja no esté dispuesta a hacer algunas cosas, pero es mejor pedirlo y recibir un no por respuesta que nunca haberlo intentado.

2. No esperes recibir acción ahí abajo sin estar dispuesto a hacerlo tú también
Las relaciones se tratan de dar y recibir. Si vas a recibir, debes estar dispuesto a dar. No obstante, todos tenemos nuestras preferencias y nos gusta hacer cosas distintas. Lo único que intento decir es que no dejes que alguien te dé algo que tú no estás dispuesto a dar.

3. Si tu pareja está haciendo algo con lo que no te sientes cómodo, dilo
Si no le dices a tu pareja que no te acomoda la posición que están usando, o que no te sientes cómodo con la dirección en la que van sus manos, deja que lo sepa.

4. Nunca empujes hacia abajo la cabeza de tu pareja
Lo haremos si queremos. Y si lo quieres con tantas ganas, pídelo. Así podremos decir “sí” o “no” sin sentirnos presionados o incómodos si decidiéramos ignorar tu empujón de cabeza.

5. Esta no es la biblioteca, haz algo de ruido
Nada es más desagradable que acostarte con una persona que está silenciosa durante el acto.
Si te gusta algo, deja que tu pareja lo sepa. Además, si les das confirmación vocal, es mucho más probable que te den más de lo bueno.

6. Las bromas de embarazo no están permitidas
Pero es importante que ambos sepan cuál es su posición si la situación surgiese.
Tengan un plan que les acomode a los dos. Y sé que está demás decirlo, pero no hablen de este “plan” mientras estén desnudos.

7. El juego previo no es algo “opcional”
Puede que tu mente vaya mucho más adelantado que tu cuerpo, pero recuerda, si te gustaría ir por dos rondas o más, tienes que calmarte y prepararte para ello.

8. Si te interesa, pide su número
Esto se aplica tanto para los hombres como para las mujeres. Damas, si les gusta este tipo, no hay ningún problema en que le pidan su número. Y caballeros, no nos dejen en el misterio de saber si nos quieren ver nuevamente. No tendrán otra oportunidad si no tienen forma de ponerse en contacto con nosotras.
Así que pide su número y quizás podamos luchar desnudos nuevamente en el futuro cercano.