jueves, 26 de marzo de 2015

12 cosas de tu vida que no deberías explicarle a nadie


No necesitas pedir permiso a nadie para tomar tus propias decisiones.
Por mucha presión social que haya sobre ti, no es necesario que te comportes de la manera en la que quiere el resto de la gente. Algunas personas creen que están seguros de lo que debes hacer, pero no están conscientes de que, quizá, no es lo que tú quieres. Las decisiones que inciden en tu vida sólo debes tomarlas tú y no explicarle a nadie por qué lo hiciste, aunque creas que sí debes hacerlo, a la única a quien le debes una explicación de algo es a ti misma.

1. No le debes a nadie una explicación sobre tu situación de vida
No importa qué es lo que esté pasando en tu vida; si estás sola, si vives con alguien, si quieres viajar, si quieres descansar, entre otras. No necesitas explicarle a nadie por qué vives así como lo haces. A nadie debería afectarle si a ti no te afecta.
2. No le debes a nadie una explicación por lo que priorizas en tu vida
¿Quieres comenzar un negocio? ¿Convertirte en artista? ¿Vender todas tus posesiones y recorrer el mundo? ¡Ve por ello! Y recuerda que no debes explicarle tus prioridades a nadie. Son tuyas, y no necesitasintentar impresionar a las personas con ellas.

3. No le debes a nadie una explicación por necesitar tiempo para estar sola
Si necesitas estar sola y lo haces saber no tienes por qué sentirte maleducada o poco amigable. Lo que necesitas es simplemente estar sola, ni siquiera deberías explicar por qué quieres hacerlo. Sólo debes disfrutar de ese momento contigo misma.

4. No le debes a nadie el estar de acuerdo con sus creencias personales
Cuando las personas comparten contigo sus creencias personales es una señal de confianza quedebería ser valorada. Es una ventana hacia sus almas y la forma en que piensan. Pero, sólo porquealguien ha compartido sus creencias personales contigo no significa que debas asentir con tu cabeza,mostrando estar de acuerdo.

5. No le debes a nadie el decirle que sí a todo lo que te propongan
Probablemente más de alguna vez te cueste decir que “no” a algo o alguien, pero debes tener claro queno es obligación decir que “sí” a todo lo que te digan. Debes conocer y poner en claro tus límites y lo que estás dispuesta a hacer por los demás.
6. Menos dar una explicación por tu apariencia física
Si estás más delgada, o más “rellenita”, sólo debería importarte a ti. De igual forma, si has cambiado de estilo, peinado o hecho cualquier otra cosa con tu apariencia física, no deberías explicarle a nadie. Es lo que quieres hacer, ellos verán cómo lidian con tu nuevo look, tú sólo debes seguir disfrutando.


7. Ni tampoco por tus preferencias alimentarias
A todos nos gustan tipos distintos de comidas. Si alguien intenta juzgarte por ello, no les sigas el juego. Cada persona tiene sus gustos y tú no deberías adaptarte a los de los demás sólo porque ellos quieren. Sólo come lo que quieras comer y ya está.
8. No le debes a nadie una explicación por tu punto de vista religioso o político
Sea cual sea la religión que prefieres es tu elección y no deberías sentirte incómoda de decirlo si alguienno está de acuerdo contigo. Es valorable cuando existe respeto por las creencias de otras personas y se puede entablar un debate, discutiendo los temas de forma civilizada y sin pasar a llevar a nadie.

9. No le debes a nadie una explicación por estar soltera
No importa si estás soltera por decisión propia o por accidente, simplemente ¡estás soltera! Es probable que te sientas bastante contenta con ello, o probablemente no, pero ese es tu problema.10. No le debes a nadie el salir con él o ella sólo porque te lo ha pedido

10. No le debes a nadie el salir con él o ella sólo porque te lo ha pedido
Es demasiado importante que recuerdes esto: no tienes que decir que sí sólo porque alguien te ha pedido una cita, no te sientas obligada a hacerlo, pues no resultará nada bien.


11. No le debes a nadie una explicación por tu decisión sobre el matrimonio
¿Quieres casarte a los 18 años? ¿No quieres casarte nunca? Mientras estés tomando decisiones adultas a tu propio ritmo, tu decisión sobre el matrimonio es sólo tuya.

12. No le debes a nadie una explicación por tus elecciones en cuanto a relaciones
¿Perdonaste una infidelidad? ¿estás soltera? ¿volviste con tu ex? ¿rechazaste una propuesta de matrimonio? Estas decisiones las tomaste siguiendo tus propias razones, y no le debes a nadie una explicación por ellas. Sólo tú tienes tu propia verdad.