lunes, 18 de mayo de 2015

7 cosas que toda chica con un interior vulnerable comprende

Puede que por fuera parezca que nada nos importa tanto, pero la realidad es otra.
La verdad es que todos tenemos máscaras que usamos para vivir nuestro día a día. Hay veces en las que no nos sentimos tan felices, ni tan satisfechos ni tan confiados como decimos pero preferimos vivir y enfrentar el día a día con una sonrisa en el rostro. Incluso si eso significa editar lo que realmente sentimos y usar una coraza que nos proteja del mundo exterior.
Las chicas sensibles saben de lo que hablo, especialmente si han tenido que esconderse tras la imagen de la chica a la que nada le importa demasiado por varios años. Has pasado por vivencias que te han enseñado cosas que, si bien son útiles, quizás no necesitabas saber. La confianza ciega que depositabas en los demás se ha acabado y cada paso que das ahora está lleno de premeditación y cuidado. No es que hayas cambiado, por dentro sigues siendo la misma y esa es exactamente la razón por la que adoptas esta postura: ya no quieres sufrir más.

1. Protegerse no es una opción, es una necesidad
Experimentar la vida sin tu coraza no es sencillo porque todo puede convertirse en una potencial amenaza. No es que veas fantasmas donde no los hay, es simplemente que eres realista y sabes la forma en la que te afectan ciertas cosas.

2. Amar no es tan fácil como parece
Sabes que amar de verdad implica abrirse a otra persona y ser vulnerable, sin embargo no puedes evitar sentir temor de volver a ser herida.


3. El mundo te afecta mucho más de lo que estás dispuesta a admitir
Incluso las cosas más pequeñas te llegan directo al corazón, incluso si parece que fueras inmune a todo.

4. La ansiedad te juega malas pasadas
No puedes dejar de pensar en lo que podría pasar. A veces el temor es un poco más fuerte que tú y necesitas saber que tu coraza te seguirá protegiendo. Sabes que llegará un punto en el que tendrás que dejarla ir, en el que tendrás que enfrentarte a todos tus miedos, pero sientes que aún no es el momento.

5. Tienes un interior oculto que muy pocos han logrado ver
Esa parte de ti real, pura, llena de sentimiento y emociones. Sólo algunos han sido privilegiados con esa vista y por tu propio bien crees que se mantendrá de esa forma.

6. Puede que dé la impresión de que no te tomas las cosas con seriedad
Pero no es así, nuevamente la coraza se interpone entre el mundo y tú, como una burbuja invisible que es imposible de penetrar. La risa es una de las mejores formas que tienes de evadir aquello que es importante y aunque sigas riendo porque las cosas no salieron como esperabas, la verdad es que estás intentando no pensar en lo mucho que te importa.

7. La decepción es algo que buscas evitar a cualquier precio
Al principio pensabas que sobrevivirías sin problemas, pero has visto como tus sueños y las cosas en las que creías se han derrumbado más de una vez y no quieres volver a vivirlo. Es posible que hayas aprendido mucho de estas experiencias, .
Ser así de sensible no es sencillo, especialmente cuando tu trabajo de medio tiempo es ocultarlo. Sé que sabes que llegado un punto tendrás que enfrentarlo, y si bien es posible que sientas que aún no llega el momento, quiero que sepas que será para mejor. Nada es para siempre y pronto aparecerán en tu vida personas con las que no tendrás que pretender ser alguien que no eres y de las que no tendrás que ocultarte tras tu coraza. Confía.