sábado, 20 de junio de 2015

6 cosas que nos estresan a las mujeres y que debes dejar de pensar ya



No pienses más tanto en todo, ni gastes energía en ello.

Existen muchas personas (como yo) que nos preocupamos demasiado por todo, por todos, por cada detalle. En especial las mujeres. ¡Ah que no! Somos expertas en estresarnos por cosas que no deberíamos, en todo sentido. Por cosas del amor, apariencia, familia, estudios, trabajo, ¡todo! No hay cosa que no nos haya preocupado en exceso alguna vez en la vida. Aunque digamos ser relajada, de seguro a alguna de ustedes les ha preocupado sobremanera alguna cosa. Al menos UNA de esta lista. Y, ojo, porque esto tiene que parar:

1. Nunca tener suficiente ropa

De verdad, nunca es suficiente. Siempre piensas que has repetido mucho tus atuendos, que hay algo que te hace falta, que quieres estar a la moda o que lo que has visto y te has enamorado de esa prenda, pero alguien se la va a llevar antes que tú y te arriesgas con una compra que podría haberse evitado totalmente. Es una locura, es como algo que se ha atrofiado en nuestro cerebro.

2. ¿Habrás excedido el número de novios permitido?

O puede ser totalmente al contrario: ¿tendré números rojos en el mundo de las citas? Sea cual sea la manera, no hay reglas para esto. Ninguna de las dos opciones te hará una chica fácil, ni determinará tu destino como solterona.

3. Cuando la balanza sube unos números

Constante preocupación en el mundo femenino: el peso. Quizás la número 1. En verdad, esto no importa. Mientras estés bien contigo misma y cuides tu salud. Porque estos números vienen y van, suben y bajan. Te dan tristezas y luego alegría. No es seguro confiar en ellos.

4. “¿Me habré manchado?”

Todas pasamos por el periodo, por lo que todas en algún momento de nuestra vida (más de una mañana al despertar, por ejemplo) tuvimos esta duda. Y peor cuando estamos en público y estamos seguras de tener el presentimiento que esto pasó. No sabemos dónde escondernos, ni a quien preguntarle que sea disimulado, y es un conflicto interno terrible. Prefieres quedarte sentada, pero temes manchar la silla. Sí, esto es terrible, pero tienes que relajarte y estar preparada.

5. Estar soltera demasiado tiempo

Lo mismo que anteriormente. Piensas que puede haber algo malo en ti, o que tienes mal aliento, o que realmente eliges mal y pierdes oportunidades. Las cosas pasan cuando tienen que pasar, y ser soltera no es para nada algo malo, como lo pintan a veces por ahí.

6. “¿Le gustaré de vuelta a ese chico?”

Desde el día 1 en que comienza a gustarte alguien te lo planteas. Normalmente pasan meses de manera silenciosa sin ningún plan de conquista y pierdes la esperanza. La verdad es que tampoco lo intentaste mucho. Pero no te lo preguntes tanto, y actúa más.

Deja de estresarte por estas pequeñeces y haz de tu vida una más simple. Ríete y disfruta.