viernes, 14 de agosto de 2015

¿Estás ‪#‎Depre‬ y no te das cuenta?


La depresión es tan común, que se la llama el resfrio de las enfermedades mentales. Son muchos millones de personas los que la sufren. En algún momento de la vida, las mujeres y los hombres pueden estar clínicamente deprimidos. Todo esto sin siquiera hablar de guita o problemas de trabajo, que tampoco ayudan.
La depresión es muy real, y cuando te ataca te deja hecho pelota. Sin embargo, muchas personas se niegan a reconocer que estan deprimidas… ¿Por qué?. Supongo que para no mostrar su vulnerabilidad. Hacerse el boludo y negar todo, no es la forma de curar de depresión. Aquí hay 10 maneras de darte cuenta que te estas deprimiendo… (Y siempre, ante la duda consulte a su médico).
1. Estas a full y nada te asusta.
Muchas personas, y en especial las que tienen mucha exposición, cuando se deprimen, se muestran de la manera contraria a cómo se sienten. El desafío constante, las hace sentir invencibles, cuando en realidad están destruidas.
2. Pasaste de un fernet a cuatro o cinco… Antes de la cena.
“El alcohol es la anestesia, para poder soportar el funcionamiento de la vida.” Lo dijo: Bernard Shaw y es tan cierto ahora como en su época. Tomar alcohol es la forma más común de automedicarse contra el dolor emocional. El problema es que cuando te das cuenta, ya no tenés un problema, sino dos.
3. Estás obsesionado tener el mejor sexo de tu vida.
¿Andás caliente todo el día? Hacerte el macho cabrio o la Lolita, no te va a levantar el ánimo. Cuando uno, esta tratando de llevarse a la cama hasta a sus compañer@s de trabajo, hay una buena probabilidad de que este tratando de disfrazar una depresión.
4. Todas las discusiones terminan en peleas.
Una forma común, pero muy boluda, para aliviar el sentimiento de impotencia causado por la depresión, es mostrar que no te bancas ni la puntita. ¿Sos de pelearte cuando manejas? Ya sé, te da ganas de cagar a tiros al primero que se te cruza…. ¿Cómo terminás? Si tenes suerte, te vas a conseguir suficientes moretones como para distraerte del dolor emocional.
5. ¿Viste esos días, cuando no sentís nada?
En vez de estar triste, mucha gente prefiere no sentir nada. Esto es de lo peor, son como zombis emocionales y de esta forma crean ansiedad en los que los rodean y termina alienando a los que se preocupan por ellos.
6. No podés parar de brillar.
Las actividades de grupo son muy saludables. Sin embargo, si el único objetivo es impedir la lucha interna y dejar de darte manija, salir todo el día, no es la respuesta (y lo más probable es que no seas el más divertido).
7. No te podés concentrar.
Todo el mundo boludea de vez en cuando. Los que están deprimidos, pueden vivir en el país de la fantasía. Pero, ¿cómo distinguís a un soñador sano de los potencialmente peligrosos?. Los sueños saludables son los que tenes al alcance de tu mano. Nunca te olvides… Paso a paso, centímetro a centímetro.
8. No podes aceptar afecto o buena onda.
Fácil: Si uno no le da bola a los gestos favorables o a las muestras de calidez, lo más probable es que no sea un punk descontento con la sociedad. Es posible que esté muy deprimido.
9. Sigue, sigue, no para.
Cuando las personas están deprimidas, son incapaces de ver la solución a sus problemas. El ejemplo clásico, es encerrarte en el gimnasio todos los días o hacer horas extras sin parar, como remedio para levantar el ánimo. Pero ese alivio es efímero. Lo mejor es dejar la cinta de correr y llegar a la raíz de lo que te está molestando.
10. Reír y llorar a a lo loco.
En psiquiatría, el “afecto inapropiado” se usa para definir el estado de emocionarse fuera de sintonía. Las personas deprimidas, y que no lo saben, son las más propensas a esta sensación.
Sería algo así como, llorar a lo loca con una novela o pedir comida al toque que te cuentan que se murió un compañero de laburo. Falta de lógica total!.