viernes, 14 de agosto de 2015

¿Qué pone en primer plano?


Para triunfar en la vida, hay que saber determinar nuestras prioridades. Así, ponemos todas las oportunidades de éxito de nuestro lado. En general, hay que decidir lo que pone en el primer plano, sea como sea su situación actual, tan difícil como le parezca.
Defina su prioridad
¿Qué es lo que busca en este momento con toda prioridad :
- la riqueza,
- el amor?
- ¿Quiere tener suerte? ¿De manera general? ¿En un ámbito particular?
- ¿Mejorar su estado físico?
- ¿Tiene ganas de tener amigos, éxito social,…?
Darse los medios para tener éxito y/o saber lo que quiere alcanzar con toda prioridad es un camino rápido hacia el éxito y la felicidad.
Pregúntese regularmente: “¿Cuál es mi prioridad: este día, esta semana, este mes, este año, incluso en mi vida?”
Si no se plantea esta pregunta regularmente, correrá por todas partes y se dispersará.
Sin embargo, se aconseja subir gradualmente la escala del éxito, empezando por fijarse objetivos a corto plazo, más fáciles de ser realizados en el estado actual de las cosas. Ante todo, haga suyo el famoso refrán: “¡A cada día su afán!”
Una vez que alcance regularmente sus objetivos cotidianos y que acumule los éxitos, podrá seguir con adaptaciones más amplias de esta fórmula muy flexible y eficaz porque tiene la ventaja de ayudarle a concentrarse en un solo objetivo a la vez.
Cuando llegue a hacer de la fórmula “¡A cada día su afán!” la base de su éxito cotidiano, podrá ampliar su campo de visión. Mire entonces más lejos poniendo en práctica de manera progresiva las siguientes fórmulas de vida:
-¡A cada semana su afán!
-¡A cada mes su afán!
-¡A cada año su afán!
-y por fin, ¡A cada existencia su afán!
Inténtelo: ¡no se arrepentirá!
Siga fielmente y regularmente estos consejos y, poco a poco, será capaz de alcanzar objetivos cada vez más elevados y superar obstáculos todavía más importantes sin darse cuenta, y, de manera desconcertante, ¡con cada vez más facilidad!