sábado, 12 de septiembre de 2015

Descubre cómo cambiar tu vida para bien en tan sólo 1 mes

Para todos los que buscan seguir un camino que mejore su vida, esta es una buena opción. En tan sólo 1 mes, siguiendo cada uno de estos pasos, se puede comenzar a notar mejorías en el ánimo de la persona. Es difícil salir de rutina, la sociedad actual nos llena de distracciones y muchas veces se nos hace imposible mirarnos a nosotros mismos con una visión crítica para saber si estamos satisfechos o no. Svetlana Pokrevskaya ha propuesto estos 12 pasos que puedes seguir y ver qué efecto tienen en ti. Es tu decisión decidir qué camino tomar, no olvides que los días pasan y puedes estar perdiendo oportunidades que te cambien profundamente:


Semana 1: Cuerpo y hábitos

1- Comienza el día lo antes posible: levantarse temprano puede ser una gran medida para comenzar un cambio real. Gran parte de lo que aqueja a la gente es no tener el tiempo para hacer las cosas que les producen satisfacción, por eso, mientras antes uno se levante, mejor. Partiendo a las 6 de la mañana uno tiene la posibilidad de disfrutar de un silencio que pocos conocen, la ciudad está tranquila y hay menos distracciones. Si las horas de sueño son un problema, la solución es acostarse más temprano. Uno mismo puede armarse un horario ideal.

2- Come ligero: cambiar la alimentación es algo que trae grandes beneficios dependiendo del tipo de dieta que se quiera seguir. Lo mejor es decidir por una que cueste, pero que esté dentro de las capacidades de cada uno. El vegetarianismo es una buena opción, pero depende de cada quién escoger qué camino seguir. Evitar el alcohol, la comida rápida, los bocadillos fritos, etc, todo eso que sabemos que nos hace más mal que bien.

3- Haz deporte: el deporte es movimiento y el movimiento es vida. Lo mejor que le puedes hacer a tu cuerpo es mezclar una alimentación saludable con jornadas de ejercicios que tonifiquen tus músculos. Esto te hará mantenerte en buen estado, mejorará tu ánimo y dentro de poco tiempo sentirás que nada es imposible.


Semana 2: Espacios limpios y mantener el control del entorno

1- Limpia tu hogar: deshazte de todo lo que no ocupes, en tu hogar no pueden haber objetos que te estorben, no importa si son recuerdos o cosas que te regaló una persona hace mucho tiempo y las conservas por lealtad. Lo que está a tu alrededor afecta en tu energía y es necesario que tomes consciencia de eso. Aprende a ordenar tu espacio de tal manera que se te haga fluido vivir el día a día. Conserva la menor cantidad de objetos, ya verás lo beneficios que esto traerá a tu vida.

2- Organiza tus deberes y responsabilidades: esto es muy simple, toma resoluciones concretas sobre las cosas que tienes pendientes. Si le habías dicho a una tía que la irías a visitar un determinado mes y haz postergado esa visita una y otra vez, decide si vas a seguir adelante o no. Haz una lista, si de verdad se te antoja seguir un camino, compra el boleto, llama a la persona, etc. Pero si no quieres seguir esa senda, táchalo de la lista y no vuelvas a pensar en eso porque finalmente te quita libertad.

3- Prioriza tus relaciones y amistades: uno muchas veces mantiene a personas cerca que no son del todo buenas. Es más por costumbre que se han ido pegando y la verdad es que son más perjudiciales que beneficiosas. Toma consciencia de tus amigos y de la gente con que sueles pasar tiempo, revisa tus valores y los suyos, sus modos de ser. Hay quienes están siempre criticando y viven en el pesimismo, ellos no hacen bien y es mejor mantenerse alejado.


Semana 3: Sueños y metas

1- Arma tus planes: planea cómo quieres vivir, las cosas que intentarás lograr y cómo te enfrentarás a los obstáculos que te impiden llegar a ellas. Piénsalo como si fuera un libro; el libro es tu vida y tienes que llenarlo de cosas que te gustaría leer, entiende cada punto como una etapa, un logro, un objetivo de tu vida concretado. Recuerda dejar tiempo para tus seres queridos, para tus padres y amigos. No son sólo las aventuras las que nutren el espíritu, sino también el descanso y la reflexión. También es importante que dejes tiempo para ti mismo, así podrás ver en tu interior y revisar tus emociones.

2- Haz una lista de las cosas imposibles: todo eso que consideras que nunca podrás cumplir. Puede ser cualquier cosa, ya sea subir el Everest o construir un castillo. Este ejercicio te hará pasarlo muy bien y además te servirá para despejar la mente de los sueños que rondan con frecuencia. No es que sean negativos, es sólo que a veces se mezclan con lo que puedes lograr de forma más inmediata y retrasan su proceso.

3- Haz tu plan para cada día: esto aumentará tu productividad. Si haces una estrategia para cumplir una cosa cada día, las acciones reales para ir hacia adelante te darán la calma que necesitas para enfrentarte a los obstáculos. Da lo mismo si son elaborados o no, la más mínima planificación es un aporte valioso y te darás cuenta de ello muy rápido.


Semana 4: Amplía tus fronteras

1- Haz las cosas de manera diferente: no es necesario que hagas grandes cambios, tan sólo basta con que pruebas diferentes rutas para el trabajo, que cambies de marca de un alimento típico que consumas, que te animes a aprender otro idioma, etc. Todo esto se va acumulando y podrás darte cuenta que salir de tus límites te hace aprender mucho y que hay cosas afuera que te dan satisfacciones inesperadas.

2- Abandona tu zona de comodidad: esto ya puede ser más radical, porque es el fin del camino y es el momento de despertar. Hay que enfrentarse directamente a los miedos, hacer un análisis profundo de quien eres y de lo que pretendes en la vida. No sirve huir de los problemas, hay que ir de cara hacia ellos, éstos que te siguen desde hace tiempo. Si tienes miedo a las alturas, súbete a un avión y arrójate en paracaídas. Si te incomoda estar entre gente desconocida, anda a una fiesta donde no conozcas a nadie.

3- Tómate un descanso: no todo es trabajo, también hay que descansar. Deja reposar tu mente, pero déjala reposar bien. Apaga el teléfono celular, la televisión, cualquier cosa que te distraiga y te impida disfrutar de un verdadero momento de calma y quietud. Los espacios de relajo te darán la energía que necesitas para cumplir todos tus objetivos.


¿Te animarías a seguir estos consejos?