sábado, 12 de diciembre de 2015



Es muy probable que las mejores decisiones no sean fruto de una reflexión del cerebro sino del resultado de una emoción...¡Sean fuertes! ¡Sean fuertes!

¡Sean fuertes, pase lo que pase!

La fuerza es indispensable

para el que quiere ser feliz,

y para el que aspira a la victoria.
Daisaku Ikeda