sábado, 27 de febrero de 2016

Hola - Ruben Cordova.

Solo te escribo para decirte que, por favor...

... NO RENUNCIES A TUS SUEÑOS... NUNCA.

Al final del camino, cuando seamos viejos o

cuando ya estemos en nuestros últimos días,
llegará el momento de preguntarnos:
- ¿Realmente logré hacer de mi vida lo que quería?
- ¿Cumplí las metas que me propuse?
- ¿Me estoy yendo en paz de este mundo... o estoy
dejando algo sin concluir?
Piensa en eso.
Porque si no estás trabajando ni haciendo nada al
respecto para acercarte más a donde quieres estar,
entonces puede que sea una de las cosas de las que
más puedes arrepentirte en el futuro.
Por mínimo que sea, SIEMPRE debemos estar haciendo
algo para acercarnos a nuestros sueños.
Tal vez tomar finalmente una decisión.
O hacer una llamada telefónica que hemos postergado
desde hace tiempo.
O expresar lo que sentimos hacia alguien.
Te mando un gran saludo.