domingo, 6 de marzo de 2016

10 formas de lograr ser una persona mucho más feliz y menos tóxica - Por Felipe Hernández


¿Quién no quiere vivir así?
Si pasas mucho tiempo en internet, entonces fácilmente puedes haberte dado cuenta de que hay muchas cosas negativas en él. Y lo peor, es que nos afectan a todos por igual, porque es muy difícil mantenerse alejado de ellas. La verdad es que todos tenemos algo de negatividad en nosotros y es normal… Ya sea por cuestiones de baja autoestima o miedo, todos hemos estado ahí. Lo importante es saber identificar cuáles son las cosas que infectan tu vida de malas energías y eliminarlas a través de cosas que aportan positivamente a tu bienestar. Recuerda que la felicidad, siempre empieza por ti. Revisa nuestra lista e inspírate:
1. Explora tu creatividad
Empieza a dibujar, no importa si no tienes mucha facilidad para hacerlo al comienzo… El tiempo puede enseñarte. O también puedes colorear libros, dibujos y distintos diseños para darte una pequeña terapia que de seguro va a darte resultado.
2. Dale sentido a tus quejas
Si eres de esas personas que se intoxican a sí mismas porque tienen muchos reclamos que hacer en contra del mundo, comienza a escribirlos. Exprésalos de buena forma y deja que se transformen en algo más que una simple queja, pueden ser el punto de inicio de un gran cambio que tienes en mente. Solo debes dejarlo salir.
3. Tómate un poco de tiempo personal
Prepara un baño de tina, haz algún tratamiento de belleza o un masaje, pero preocúpate de entregarte el cuidado diario que necesitas. Acompáñate de aromas, sonidos, sentidos. Un pequeño momento de dedicación a tu bienestar puede resultar siendo muy terapéutico y beneficioso.
4. Disfruta del silencio
¿Has sentido que el ruido es simplemente demasiado para ti? Entonces puede que necesites tomarte unos minutos de completo silencio, para desconectarte del mundo… Al menos auditivamente. Puedes conseguir tapones para los oídos o buenos audífonos para acompañarte con algo de música.
5. Haz una lectura profunda
Es fácil caer en la sensación de estar llevando una vida demasiado vacía y superficial, sobre todo en nuestros tiempos. Por eso, es una buenísima idea tomarte el tiempo de leer para explorarte y descubrir quién eres realmente. Puedes revisar nuestra lista de libros para realizar un cambio en tu vida o leer el que ya tenías en mente hace un buen tiempo.
6. Agradece a tus amigos
Puede que suene DEMASIADO simple, pero sinceramente ¿no olvidas hacerlo a veces? Yo sí, es muy común dar por hecho que el rol de las personas con las que decidimos rodearnos es estar siempre para apoyarnos, pero olvidamos que cada vez que lo hacen, es porque han decidido hacerlo. Y eso siempre merece ser agradecido, porque la gratitud llena el alma.
7. Trabaja en exteriorizar tu confianza
Cuando llevas mucho tiempo intentando construir confianza y estabilidad emocional internamente, puede que hayas olvidado sacar a relucir esa confianza. Porque es lo que más importa, pero nunca está demás poder verla. Cuando te sientas capaz, vístete como siempre has querido hacerlo, atrévete a ser sensual, profesional, intelectual, lo que quieras. Viste tu propia confianza.
8. Prémiate con cuidado
Si no te celebras a ti mismo, no puedes esperar que el resto lo haga. Por eso, debes comenzar a celebrar tus pequeñas victorias tanto como las grandes. PERO CUIDADO. Esto no significa estar buscando excusas para convertir todo en una fiesta, sino que reconocer tus esfuerzos y sentir orgullo por ellos.
9. Comunícate a la antigua
Esto es muy entretenido… Y un poco ridículo. Pero es ahí donde está la gracia de hacerlo. Enviar cartas, llamar por teléfono o realizar una visita sorpresa, son cosas que prácticamente están extintas. Sin embargo, por algo existieron y mantuvieron amistades, lazos y conexiones por tanto tiempo. En un mundo de conectividad inmediata, son formas de demostrar preocupación; pero además, una forma de sanar tu espíritu con cariño puro.
10. Deja de ser el enemigo
Para vivir tranquilamente, tienes que aceptar que tú eres la última persona que debe estar tratando de perjudicarte. ¿Por qué dudar de ti cuando ya hay gente que lo hace gratis? Eres tu mejor compañía, tu mejor apoyo, confía en lo que puedes lograr y date cuenta del gran poder que tienes dentro, porque está ahí, solo tienes que saber encontrarlo. No dejes que nadie (incluyéndote) te transforme en tu propio enemigo, porque de verdad te necesitas para ser feliz.