viernes, 15 de abril de 2016

¿Venís siempre a enojarte acá? ¿De qué signo sos? Cómo manejan la ira según el zodiaco

Hay algunos que afirman que nuestra conducta no se ve afectada por los astros de ninguna manera, pero hay otros que no sólo disienten sino que van un paso más allá y afirman que los enojos son distintos en cada persona según su signo del zodiaco.
Repasemos signo por signo a ver si es tan así:

 ARIES Dicen que es bastante fácil hacerlos enojar, incluso por cosas insignificantes. No les gusta ser interrumpidos, por ejemplo y suelen expresar su furia con gestos de violencia exagerada: gritando, insultando y hasta dando portazos. Tercos, pero con una salvedad destacable: se les pasa rápido y al toque están como si nada hubiera pasado.


TAURO A diferencia de los arianos, los nacidos bajo este signo son más difíciles de encolerizar. Aunque si se fastidian pueden llegar a explotar como el animal que los representa, un toro rabioso y violento y les toma un largo rato tranquilizarse y se les hace muy difícil perdonar quienes hirieron sus sentimientos. Y si el ariano es terco, el de tauro lo supera, se ciegan cuando creen que tienen razón.


GÉMINISLos geminianos son de esos que esconden su enojo, aunque como son de lengua afilada, a veces se les escapa y destruye a su contrincante verbalmente. Evitan manifestar sus enojos por su naturaleza lógica, aunque saben defenderse perfectamente y argumentos. Son fríos, crueles y ásperos. Hasta te aman odiando, pero no son tercos, si tus argumentos son válidos, no tienen problema en cambiar de postura.


CÁNCER Los cancerianos suelen ignorar a su víctima. Hacer silencio y retirarse a su propio mundo. En general su ira viene de lo que ellos interpretan como una violación a su confianza. Después de un tiempo, perdonan, pero jamás olvidan. Son capaces de aguantar, pero cuando explotan, agarrate, sus palabras sólidas saldrán de su boca furiosas por hechos pasados y presentes, y muchas veces se desborda por estas emociones que lo perturban tanto hasta el punto de hacerlos llorar.


LEO Las personas de Leo detestan discutir en público, pero si alguien les plantea pelea donde sea, su orgullo no les permitirá quedarse callado y querrán comérselo de un tarascón. Se manejan bien en situaciones de stress. La forma más rápida y efectiva de sacarlos de su eje es exigirles alguna cosa que te habrían dado de buena gana. No saben lidiar con su vanidad. En la perspectiva de un leonino, ellos son las personas más importantes del universo y por lo tanto, no se les puede reclamar nunca nada.


VIRGO Cuando se enoja un nativo de Virgo, en general se quedan callados. Se sienten heridos y frustrados cuando las cosas no ocurren como ellos planearon. Su perfeccionismo subyacente es implacable. Aunque parezcan los más tranquilos de todo el zodiaco, son tan sensibles, que la más mínima crítica puede generarles un enojo profundo. No es inusual que expresen su furia escribiendo una carta, prolija y detallada.


LIBRALa gente de Libra son los más pasivos en cuanto a expresar su enojo. Sumamente diplomáticos, pueden continuar equilibrados incluso cuando otros a su alrededor alcanzaron un punto de furia importante. Lo que pasa es que Libra enmascara su ira. Solamente expresará su malestar cuando la situación es comprobadamente injusta. Intentan evitar la confrontación de manera instintiva. El principal motivo de sus enojos aparece cuando sienten que son tratados injustamente o no los aprecian.


ESCORPIOLos escorpianos son expertos en esconderse durante sus momentos de debilidad. Aunque son de esos que sienten una rabia profunda, su ira es serena y asustadiza. En ciertas circunstancias saca lo peor de sí y son capaces de destruir a su contrincante con los argumentos más venenosos en el momento adecuado. Oportunistas y vengativos. Nunca olvidan los malos momentos ni a quienes se los hicieron pasar. Aman discrepar, y suelen “complacer” mezquinamente, con sarcasmo y crítica a su contrincante. Eso es porque su tremenda inseguridad los pone siempre a la defensiva.


SAGITARIOLos nacidos bajo este signo se enojan muy muy rápidamente. Suele usar palabras duras y frías y sólo se disculpan sobre el modo en que dijeron las cosas y nunca de las palabras que usaron para decirlas. Hasta la persona más insensible puede llegar a sentirse tocada y ofendida por los comentarios de un sagitariano enojado, porque son muy insensibles a los sentimientos de los demás. Amén de que muchas veces olvidan o ignoran la herida que causaron, siempre se verán a sí mismos como víctimas.


CAPRICORNIOLos capricornianos son de esos que cuando están enojados lo dicen todo con la mirada. Sus arranques de furia pueden llegar a asustar incluso al más íntimo de sus amigos. Se defienden como si estuviesen detrás de un escritorio, tipo jefe que asume un rol de autoridad sobre lo que ellos defienden. Aunque en general tratan de aislarse del enojo. Para ellos, la ira es sólo otra herramienta que los acerca a su verdadera meta que es el poder. Por eso, muchas veces se pueden percibir a los capricornianos como insensibles y oportunistas. Para los nacidos bajo este signo, la imagen pública es su talón de Aquiles, si quiere fastidiar a alguno, ataque por ahí y lo desestabilizará.


ACUARIOEnojarse les da como una energía que les permite ser un poco mas rebeldes y fuertes, aunque prefieren evitar el conflicto. Apenas un comentario afilado, frío, perjudicial y preciso es su mejor arma para el ataque. Suelen saltar cuando alguien interfiere en sus planes y les dice qué pueden hacer y qué no. Explotan. Aunque en general les lleva bastante tiempo conectarse con cualquier emoción de manera profunda, incluso con el enojo. Apelan comúnmente a listas de razones intelectuales para justificar su furia.


PISCISEn los nacidos bajo este signo, es común que la furia y el enojo se apodere completamente de sus sentimientos y hasta de su físico, los piscianos no se detienen. Suelen ofenderse por cualquier cosita y la exageran hasta alborotar todo su entorno. En ese estado es imposible hacerlos razonar; no escuchan, así que mejor ni intentarlo. Al principio, su enojo es indirecto, suele evitar las confrontaciones hasta que sienten que llegó el momento exacto de esparcir sus emociones tóxicas para todos lados. En general evitan argumentar porque su falta de autoestima los puede llevar a una conversación autodestructiva, por eso es que buscarán siempre cambiar el pensamiento del otro.