martes, 7 de marzo de 2017

La fórmula para que tu sueldo le gane a la inflación- Mark Ford

Te voy a contar cómo podés hacer para aumentar por tu cuenta tu salario y de esta manera acelerar tu camino a la riqueza y a la tranquilidad laboral, sin tener que preocuparte demasiado por las turbulencias financieras argentinas.
Hoy te voy a explicar cómo podés lograr un ingreso alto en el trabajo. Y podrás hacerlo seas empleado o jefe, no importa la jerarquía. Podés trabajar en un delivery de comida rápida o poder ser gerente general de una multinacional.
Lo importante es que prestes mucha atención a una serie de hábitos que te voy a dar hoy y que empieces a implementarlos con el objetivo de que tu salario crezca a pasos agigantados.
Lo que te voy a contar se basa en mi experiencia personal y en la de decenas de amigos y personas que han llegado a la cima en sus respectivos trabajos en distintos rubros y hoy disfrutan de opciones profesionales y de un sueldo que crece a un ritmo mucho más alto que el de propios compañeros de trabajo.
Estas personas hoy se sienten con mucha confianza ya que son respaldados por sus superiores y saben que están yendo en la dirección correcta.
Cuatro hábitos laborales que tenés que implementar hoy mismo
En primer lugar, tenés que saber que dentro de una empresa, existen tres tipos de empleados:
Los ordinarios, que son los que trabajan de la misma forma que la mayoría.
Los extraordinarios, que son los que realizan un trabajo que se destaca sobre los ordinarios.
Los invaluables, que son aquellos que le aportan tanto a la empresa que perderlos implicaría prácticamente una desgracia financiera.
Como te imaginarás, el primer paso que tenés que dar o el primer desafío que te tenés que plantear es el de convertirte en un trabajador invaluable. Va a ser la manera más práctica de adquirir un valor superlativo para la compañía donde trabajás.
Tu labor tiene que ser necesaria… hagas lo que hagas. Vos sabrás mejor que yo de qué manera podés convertirte en invaluable para tu compañía: presentando presupuestos más económicos, acercando ideas innovadoras, secciones nuevas, divisiones alternativas de ventas, etc. Tenés que acercar ideas o realizar un trabajo que le genere una mayor facturación a la empresa donde trabajás.
Mark Ford, el creador del Club para Generar Riqueza, mentor personal y uno de los principales exponentes de la disciplina conocida como Generación de riqueza, al ser consultado sobre este tema, me dijo lo siguiente: “Para que te den aumentos significativamente más altos que los que les dan a los empleados promedios, tenés que desempeñarte a un nivel significativamente más alto que el de tus compañeros de trabajo. Lograr destacarte es indispensable para que logres tu objetivo. Te lo tenés que proponer y cumplirlo, sea cual sea la empresa donde trabajes.”
Coincido ampliamente; no conozco gerentes u profesionales con buenos sueldos en ninguna industria que hayan realizado una tarea ordinaria para destacarse. Los aumentos de sueldo no llegan por inercia: tenés que ir a buscarlos.
El segundo desafío que tenés que plantearte, según mi experiencia, es el de trabajar para una compañía que esté creciendo. O al menos, para un área o sección que esté creciendo, preferentemente vinculada a las ventas.
Que tenga perspectivas es importantísimo. Tanto la empresa como la industria deben tener un gran potencial. Las empresas más grandes te darán más ventajas y una apariencia de mayor estabilidad, pero una empresa más pequeña que crece con rapidez te dará más oportunidades de aumentar tu sueldo.
En tercer lugar, tenés que asegurarte trabajar para un jefe que esté dispuesto a darte un ascenso. No es sencillo, pero es indispensable. Si tu jefe es exigente, no tenés que preocuparte. Preocupate mejor en discernir si él es experimentado e inteligente. Dialogá con él, proponé ideas que lo incluyan y destacá su mérito y buen juicio con sus superiores.
Si es inteligente, dará un buen impulso a tu carrera dentro de la empresa. Tenés que lograr que tu jefe sea tu aliado en tu camino a un aumento salarial importante.
Y para eso tenés que manejarte con tacto, sin caer en el error grave de manifestar que sos superior o más inteligente que él.
Marshall Goldsmith, uno de los autores más prolíficos en materia de productividad laboral y gestión del conocimiento, sostiene en su libro “Un nuevo impulso” que uno de los mayores vicios en los que pueden caer inconscientemente los empleados es el de sentirse arrogantes y soberbios. “Sentimos la necesidad de ganarnos la admiración de las personas; necesitamos al menos hacerles saber que estamos a su misma altura intelectual, si es que no la sobrepasamos; tenemos que ser la persona más lista de la sala” asegura el autor.
Por lo tanto, es importante que obtengas la aprobación de tu jefe con una actitud humilde y positiva.
Por último, si realmente querés que tu sueldo aumente a niveles mucho mayores que los actuales, tenés que proponerte convertirte en una persona rica.
Te digo esto porque esa decisión tuvo en mí un efecto muy poderoso sobre todo lo que hice después. Antes de eso, los problemas de la empresa que tenía que resolver me parecían confusos. En cambio cuando ponés a la empresa en primer lugar,esa confusión se transforma en rapidez y claridad.
Personas que experimentaron un gran crecimiento en materia laboral y lograron multiplicar sus sueños han obrado de la misma manera.
“La actitud de generación de riqueza relativiza lo que en algún momento parecen grande problemas. Cuando establecés tus prioridades, todo se simplifica.” opina Mark Ford.
En resumen, si querés alcanzar aumentos de sueldos significativos, tenés que lograr:
- Convertirte en un trabajador invaluable
- Trabajar para una compañía o área que esté creciendo
- Interactuar con un jefe que contribuya a tu crecimiento
- Plantearte convertirte en rico y tenerlo siempre presente.
Respaldándote en estos cuatro hábitos, seguirás los pasos que muchísima gente exitosa ha seguido para lograr un aumento de sueldo que te permita vivir tranquilamente y disfrutar tanto del trabajo como del crecimiento de la compañía.