domingo, 19 de julio de 2015

Estas son las 5 razones por las que estás cansada todo el día todos los días


Nunca creerías que esto es lo que te puede estar quitando las energías.
El agote no tiene que ver necesariamente con hacer muchas cosas en el día. Puede pasar que descanses mucho, y que aún así te sientas cansada la mayor parte del tiempo.
Esto se debe a que el cansancio no siempre viene dado por un factor físico, sino que hay muchas situaciones psicológicas y emocionales que pueden influir en nuestro rendimiento. Por eso aquí te explicamos algunas de estas situaciones, para que evalúes tu condición actual y pienses dos veces antes de seguir con todo tal y como está.
1. No te estás preocupando por ti
Si, yo sé que tienes trabajo que hacer, novio, amigos que ver, familia que complacer y un sin fin de responsabilidades más, sin embargo, debes encontrar la manera de conseguir tiempo de calidad para ti, para tus necesidades y para dormir bien. Hay veces en las que simplemente tendrás que ser egoísta, pero es por tu bien. El vivir por y para el resto te quita muchísimas energías y no debes dejarte de lado. Está bien complacer a los demás, pero de vez en cuando debes complacerte a ti.
2. Tu relación no está bien
¿Mi relación es la que me tiene cansada todo el día? Pues si. Por más loco que te parezca, las reservas de energía que tenemos no son solo físicas, sino que también emocionales, por lo que si no estás disfrutando de tu relación, discutes constantemente y te pasas el día pensando en ello es normal que te sientas cansada. Quizás estás pasando mucho tiempo con una persona que te quita energía y muy poco con las personas que te dan. Debes eliminar a esas personas tóxicas de tu vida. Puede que no sea tu novio, quizás un amigo o un jefe.
3. No tienes motivaciones
Quizás tu trabajo no te gusta, tu relación no anda bien, te ves cada vez menos con tus amigos, y no tienes ninguna meta en mente por cumplir. Hasta leer eso suena desmotivante ¿no? El ser humano necesita motivación para vivir, por lo que si haces lo que haces día a día por inercia, sin una real conciencia, es evidente que te sentirás cansada, pues a fin de cuenta no hay nada de lo que hagas que estén disfrutando.
Debes entender que más que fuerza de voluntad, se necesita motivación para hacer las cosas. Nadie quiere cumplir una meta que en realidad no está emocionada por hacer.
4. No te estás dando tiempo para hacer cosas que disfrutas
La diversión es una prioridad igual de relevante que el trabajo por ejemplo, por lo tanto hay que darle la misma importancia. A pesar de eso, muchos de nosotros vemos las cosas que disfrutamos como algo que va en segundo plano, cuando en realidad son estas cosas las que nos dan energía y motivación para sobrellevar el día a día. Es evidente por lo tanto que si no nos abrimos un espacio para el ocio, estaremos cansados el 100% del tiempo.
5. Quieres ser perfecta
Intentar ser perfecta, lo cual es prácticamente imposible, te hace trabajar mucho más de lo que es necesario, comenta Irene S. Levine, doctora y profesora de psiquiatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York. “Te pones metas tan poco realistas que son difíciles o imposibles de lograr, y al final no se logra ninguna sensación de satisfacción”. Levine recomienda tener límites de tiempo para uno mismo y sus proyectos y obedecerlos. Con el tiempo, te darás cuenta que el tiempo extra que estabas trabajando no mejoraba las cosas.