domingo, 31 de enero de 2016

Esperanza

Aunque algunas almas cínicas podrían ver tu optimismo y alegría como ingenuidad juvenil, debes entender que lo que es la llama de la esperanza la que crece en ti. Eres apasionado e idealista. Entiendes que hay mucho potencial en el mundo y sólo debemos esforzarnos un poco para conseguir grandes cosas. Mientras otros están abrumados por los problemas de la vida diaria, tú trasciendes y piensas en la belleza del futuro que vendrá. Tu buena energía contagia a quienes están a tu alrededor y les da un motivo más para soñar. La esperanza en tu interior permitirá que florezca lo mejor de ti, siempre y cuando la cultives.