sábado, 24 de enero de 2015

8 verdades que se esconden detrás de la primera etapa de enamoramiento


1. Tienes el máximo apoyo de familiares y amigos
¿Recuerdas cómo tu mamá solía servir el cóctel de camarones para lucirse con tu nuevo novio? ¿O cómo tus amigos halagaban a tu novia?
En un estudio publicado en la revista Social Science Research, el investigador Spencer James encontró que toda la fanfarria durante la fase de luna de miel, refuerza el intenso amor hacia el otro, pero esta gran cantidad de apoyo familiar eventualmente se desvanece con el tiempo.
En ese punto, ya no se encontrarán en la fase de luna de miel y ahora solo dependen del uno al otro para guiar su relación.

2. Es algo neuronal: 
Durante la fase de luna de miel, te sientes literalmente como saliendo de un concierto de Whitney Houston con sus serenatas de “I Will Always Love You”. Esos intensos sentimientos de atracción y de éxtasis, son la hipótesis de que esta fase es causada por niveles elevados del factor de crecimiento nervioso (FCN), que aumenta la euforia y la conexión.

3. Idolatras a tu pareja
Antes de que te acostumbras a tu pareja con el paso del tiempo, no puedes evitar ponerla en un pedestal.Haces declaraciones escandalosas como: “eres la mejor cosa me ha pasado en la vida”, y “¿qué haría yo sin ti?”, porque realmente se siente como que llegaron a llenar tu vida.
En la fase posterior a la luna de miel, estar con tu pareja se convierte en tu realidad. Es posible que todavía creas que es la mejor persona del planeta, pero ya no tienes la cabeza en las nubes sobre quién es realmente.

4. Dejan de llegar regalos lujosos y de hacer celebraciones
Cuando te has casado, mucho tiempo después de que su boda ha terminado, todavía siguen recibiendo felicitaciones, regalos y bendiciones para su futuro juntos.
En el mismo estudio, Spencer encontró que el matrimonio es casi siempre mejor al comienzo, y estas ventajas de seguir enganchado el uno al otro, pueden contribuir a esa percepción.
Cuando termina la fase de luna de miel, los regalos y las celebraciones también se detienen.


5. Los desacuerdos son inevitables
Crees que son la pareja perfecta después de pasar semanas sin discutir y, en cierta medida, es una afirmación correcta.
Durante ese momento de felicidad, estás más esforzado en complacer a la otra persona que hacer las cosas por ti mismo.
Ese tipo de comportamiento es fugaz, sin embargo, con el tiempo tendrán desacuerdos. Dicen que tenemos que luchar por el amor, ¿cierto?.


6. Los sentimientos de estar siempre encima del otro pueden desaparecer

La fase de la luna de miel implica un montón de lo que Cristóbal Colón llamaría “exploración del cuerpo.”
En un principio, se trata sobre descubrir los cuerpos de cada uno, luego saltar en la cama de cada uno, después pasar a los pantalones y llega un momento en que es agotador.
En la post fase de la luna de miel, después de que prácticamente tienes el diseño de su pene memorizado, se empiezan a sentir cómodos con no tener relaciones sexuales todos los días.
Y si bien esto puede parecer una desventaja no deseada, la ventaja es que tu compañero comenzará a gustarte cada vez más.
7. Nada te molesta … todavía
¿Recuerdas lo dicho sobre idolatrar a tu pareja (ver # 3)? En ese momento no eres capaz de ver sus defectos, no te das cuenta que la forma en que masca chicle te vuelve loco, ni te has molestado por sus montones de ropa que están desordenados por todas partes.
Crees que tu pareja caga oro como los ángeles. Ese es el poder real de la fase de luna de miel, la capacidad temporal de acabar con todos los molestos defectos de tu pareja y verla como alguien que es perfecta.
8. Estás entrando en la siguiente fase del amor
Todos queremos establecer una residencia permanente en la tierra del amor, pero por desgracia, la fase de luna de miel tiene fecha de caducidad.
Según un estudio de la Universidad de Nueva York, los investigadores encontraron que la fase desaparece después de unos 30 meses (que en realidad es mucho tiempo para no estar molesta por la incapacidad de tu marido de bajar la tapa del inodoro).
Sin embargo, no te asustes ni te des por vencido después de esta fase tan especial. “Muchas parejas casadas saben que entran a un tipo diferente de amor, que es tan profundo (si no es más profundo) que el fuego inicial.”
Puede que la fase de luna de miel haya terminado, pero hay una capa adicional que sigue llena de intimidad, estabilidad y de compromiso.
La fase de luna de miel podría no ser eterna, pero el verdadero amor si lo es.