viernes, 23 de enero de 2015

¿Cómo caerle bien a todos de forma instantánea?

¿Por qué hacemos click con algunas personas y con otros no? ¿Qué pasaría si pudiésemos conectarnos con todos quienes conociéramos? ¿Qué se necesitaría?
Prueba estos sencillos pasos para conectar de forma instantánea con cualquiera y construir relaciones más duraderas con las personas que ya son parte de tu vida:

1. Interésate de forma genuina
Todos, todos tienen algo único que ofrecer. Descubre que es lo qué hace a cada persona única. Escucha sus historias. Haz preguntas. Conéctate con la otra persona.

2. Busca cosas que tengan en común
En su nivel más básico, toda relación se construye en base a intereses comunes. Cuando conozcas a alguien, intenta buscar algo que los conecte, como valores o experiencias. Cuando detectes un patrón, puedes tener un momento de “¡Sí, yo también!” La conexión será instantánea.

3. Sonríe
“Sonríe y el mundo entero sonreirá contigo”. Claro, es un cliché pero existe una buena razón para ello. Una sonrisa genera entusiasmo e interés, comunica amistad y buena voluntad y demuestra que eres accesible. Sonríe cuando hables con alguien, sonríe cuando entres en un cuarto o cuando contestes el teléfono.

4. Recuerda los nombres
Nota como la gente se presenta y deja que eso te guíe a la hora de dirigirte a ellos. Recordar el nombre de una persona es importante y usarlo de forma ocasional en una conversación crea una conexión y te ayuda a recordar.

5. Anima a las personas a hablar
La clave para generar una relación es invitar al otro a hablar, y luego escuchar. La mayoría de las personas sólo espera que la otra persona termine para decir lo que piensan. Escucha y demuestra interés incluso si significa que tengas que aumentar tu período de atención.

6. Aprende de todas las personas que conozcas
Concéntrate en la otra persona. Esto, además, hará que no te llamen la atención lo que hablan los demás. Mantente centrado en sus intereses, encuentra algo que esta persona pueda enseñarte que sea útil o interesante de saber.

7. Muestra tu interés
Las personas que viven con pasión encuentran más fácil conectarse con los otros. Saber las cosas que realmente te interesan y la razón por la cual es así, te permite usar tu propio entusiasmo como una fuente de cosas positivas. Es fácil sentirse atraído por las personas animadas, y quienes irradian entusiasmo tienden a hacer click con los demás.

8. Haz que los demás se sientan importantes
Usa tus palabras y tu actitud para crear una luz que destaque a los demás. Deja que la persona con la que estás hablando sepa que es importante, y que es importante para ti. Transmite esto a través de la forma en la que hablas. Deja que el sonido de tu voz transmita energía. Pide opiniones. Pide consejos. Pide ayuda. Pregúntale por sus visiones. Pregúntales acerca de sus experiencias. Todas estas invitaciones les indican a los demás que los encuentras importantes.

9. Fíjate en lo bueno
Se generoso con los demás, busca cosas en las que estén de acuerdo y lugares donde puedas reafirmar lo que están diciendo. Habla con paciencia y con cuidado y quienes te rodean se sentirán escuchados y apreciados.

10. Trata a los demás como quieres que te traten
Hemos escuchado esto muchas veces, pero igual es fácil olvidarlo de vez en cuando. No lo pienses demasiado ni lo compliques: El poder está en lo simple.
No necesitas mucho para conectarte con los demás. Es simple. Sólo preocúpate y demuestra un interés genuino.
Ofrece un cumplido honesto o demuestra que realmente los aprecias. Siempre hay algo que apreciar en todas las personas.
En el fondo, sólo se trata de ser genuino, ser una persona que se preocupa de los demás; porque cuando te preocupas de los demás, harás click con ellos de forma instantánea.