sábado, 12 de septiembre de 2015

7 signos de que tienes demasiadas toxinas en el cuerpo


Crees que eres saludable, pero no te sientes del todo bien ya que te encuentras luchando por encontrar energía para pasar el día. Eres irritable. Tu estómago no está nada bien. ¡Y ni hablar de todos esos dolores de cabeza! Presta atención porque puede que tengas demasiadas toxinas en tu cuerpo.Estos tipos de dolencias afectan a muchos de nosotros en nuestra vida cotidiana. No son lo suficientemente graves como para justificar un viaje al doctor, o tal vez solo lo intentaste para estar seguro de que no había nada malo, pero todavía tienden a arrastrarte, desgastando tu resistencia y haciéndote sentir viejo.Pero no te preocupes, no tiene nada que ver con el envejecimiento, simplemente son señales de que estas llevando una vida demasiado toxica.
Nota: Siempre consulta con tu médico para eliminar cualquier posible condición médica como causa de estos síntomas.

1. Constante fatiga
Incluso si estás durmiendo bien, hay veces en que tienes que luchar con la fatiga para pasar el día. Esto podría ser una señal de que tu cuerpo está trabajando muy duro para deshacerse de las toxinas que estás vertiendo en él. ¿Cómo lidias con la fatiga? Si tu respuesta es “tomando café” o “dulces”, puedes apostar que estas solamente empeorando el problema. La fatiga crónica también podría ser en respuesta a disruptores hormonales que podrían dañar tu sistema inmunológico.

2. Persistente aumento de peso
Nunca es fácil perder peso, pero si estás haciendo ejercicio diariamente y reduciendo tu cantidad de calorías, y aun así estás pasado de kilos, podrías estar padeciendo un problema hormonal. Curiosamente, nuestra función natural hormonal puede ser afectada grandemente por los tóxicos en los alimentos y productos de cuidado personal. Tal vez necesites una desintoxicación completa de tu rutina de dieta y cuidado personal para dar una oportunidad a tu cuerpo.

3. Mal aliento
Si te cepillas los dientes, haces enjuagues bucales y aun no puedes deshacerte de él, puede ser que tu mal aliento no esté relacionado con problemas digestivos, sino que puede significar que el hígado esté luchando para deshacerse de las toxinas en el cuerpo.

4. Estreñimiento
Los intestinos se deshacen de muchas toxinas todos los días de nuestras vidas. Cuando estamos constipados, estamos almacenando encima todas esas toxinas, lo que les permite afectar negativamente nuestros cuerpos. Además de malestar estomacal, el estreñimiento puede causar dolores de cabeza y cansancio. Esto también se relaciona con el nivel de toxinas en tu vida, especialmente si estás consumiendo muchos alimentos procesados llenos de productos químicos, pesticidas y conservantes.

5. Sensibilidad a olores
Fuertes reacciones a los olores, especialmente de fragancias, podría significar que eres simplemente sensible a productos químicos, como muchos de nosotros. También puede significar que tu cuerpo esté luchando contra una sobrecarga tóxica. Especialmente si sufres dolores de cabeza o estómago simplemente a causa de aromas molestos.

6. Dolores musculares
Si estos no se pueden relacionar a tu entrenamiento de ayer, podría ser que las toxinas en tu vida están trabajando en tus músculos y articulaciones. Esto es más probable si experimentas dolores musculares normalmente.

7. Reacciones de la piel
El acné, erupciones cutáneas y otros problemas de la piel pueden indicar una sobrecarga tóxica. El acné, en particular, puede estar relacionado con las toxinas en nuestras dietas o productos del cuidado de la piel. Los ojos hinchados y los brotes de eczema o psoriasis también pueden ser signos que has llegado a tu límite tóxico.