lunes, 3 de abril de 2017

5 herramientas para hacer dinero

A veces el sentido común nos presenta las cosas tal como son y –sencillamente- no le hacemos caso. Hoy te voy a mostrar cinco habilidades financieras, que nos son ajenas a nadie, pero que debes comenzar a cultivar si querés convertirte en un generador de riqueza.
Existe una gran diferencia entre las habilidades valoradas financieramente y las habilidades valiosas financieramente.
Parece un juego de palabra pero lo cierto es que es así.
Entre las habilidades valoradas financieramente se encuentran la medicina, la abogacía o ser un futbolista profesional que participa de las ligas más importantes del mundo.
Sí, se puede llegar a ganar mucho dinero si se practica alguna de estas porque, como dice el término, son valoradas y apreciadas por nuestra sociedad y representa la cima en la escala profesional.
Las habilidades valiosas financieramente, al igual que las habilidades valoradas financieramente, generan ingresos. Pero estas últimas también generan riqueza.
Si querés tener la habilidad para crear riqueza una y otra vez, sin importar tu edad o circunstancia, entonces tenés que dominar, al menos, una habilidad valiosa financieramente.
Hay muchas habilidades valoradas financieramente tantas como carreras profesionales existen. Sin embargo, existe solo un puñado de habilidades valiosas financieramente y que sin duda marcarán la diferencia a la hora de comenzar a transitar por el camino hacia la libertad financiera.
A continuación,  te presento estas cinco áreas que te volverán un generador de riqueza. Tal vez te podrán parecer de sentido común y lo son, pero existe un largo camino entre el sentido común y la puesta en práctica de cualquiera de estas habilidades, por eso la vuelvo a mencionar porque si no las transformás en un hábito siempre seguirán siendo de sentido común y vos nunca podrás comenzar tu carrera hacia le éxito.
Por lo mismo, de vos depende practicarlas y ver en cuál de estas te destacas más y así comenzar a construir tu éxito financiero.

1. Marketing
Dicho de manera simple, el marketing es el arte y la ciencia de adquirir clientes a un costo razonable, es decir, a un costo de adquisición admisible. Esta es la más compleja de las habilidades valiosas financieramente.
Normalmente, lleva años adquirirla. La mayoría de las personas que se llaman a sí mismos “expertos en marketing” no tienen esta habilidad.
Hoy se ha abierto un nuevo flanco para el marketing: Internet y en particular la amplia posibilidad que te ofrecen las redes sociales para desarrollar estrategias publicitarias a bajo costo y con buenos resultados. Es un buen punto de inicio si te interesa el marketing y si querés convertirte en alguien que comprende la lógica en que se mueve esta disciplina.

2. Vender
Vender es la habilidad de persuadir a un cliente determinado o posible cliente a comprar un producto específico en un lugar y  momento particular. Hay tantas maneras de vender cosas como vendedores que desarrollan sus estrategias para lograr más y mejores ventas.
En general, sin embargo, las estrategias de venta se dividen en cuatro objetivos (rápido, lento, corto y largo) y dos metodologías (dura y suave). Pero creo que más allá de las estrategias, la venta es una habilidad que se adquiere y se mejora con la práctica, aunque sin duda, existen personas que nacieron con este don y realizar una venta y relacionarse con los clientes les parece algo sencillo.

3. Crear ideas vendibles
La habilidad valiosa financieramente de crear, se refiere a la habilidad de desarrollar ideas sobre productos y servicios que pueden ser vendidos de manera rentable en un mercado determinado.
La mayoría de las personas de negocios que se consideran “creativas” saben muy poco o no saben nada acerca de cómo generar tales ideas, así que ojo con aquellos que se presentan como expertos en esta área.
La creatividad es una habilidad compleja y requiero de una mezcla de talento y dedicación desarrollarla. Si la tenés deberías desde ya comenzar a desarrollarla y profundizar en ella.

4. Comprar bien
 Para muchas personas, comprar es el proceso muy placentero de pagar dinero por objetos y experiencias deseadas. De alguna forma se dejan llevar por esta gratificante sensación y pierden objetividad.
En cambio, para el generador de riqueza, comprar es una habilidad que es tan importante y fundamental como vender.
El generador de riqueza, además, entiende que “comprar bien” afecta al margen bruto, y el margen bruto afecta el resultado final.
Aunque es menos importante que vender, hay, por lo menos, dos estrategias para “comprar bien”,  y el generador de riqueza debería entender la diferencia. Una crea valor a largo plazo. La otra lo erosiona.
Recuerda que comprar bien incluye la habilidad de saber negociar.

5. Administrar tus ganancias
En el contexto de la generación de riqueza, la habilidad de administrar tiene dos objetivos específicos: el de promover la productividad y el de reducir los costos innecesarios.
Con respecto a los protocolos y los procesos de la empresa (la compra, la venta, el marketing, la tecnología de la información y la contabilidad, por ejemplo), el generador de riqueza tiene que desarrollar un ojo por el detalle y un conocimiento de los precios.
Con respecto a los empleados, los vendedores, los asesores, el generador de riqueza tiene que desarrollar habilidades secundarias de diplomacia y persistencia. Y con respecto a los clientes, el generador de riqueza tiene que desarrollar las virtudes de la benevolencia y la lealtad.
Estas habilidades son fundamentales si querés transformarte en un generador de riqueza.  Recuerda que todas ellas están unidas a la constancia y que depende de vos transformar estas ideas sacadas del sentido común en un hábito que te ayude a construir tu éxito.
Entonces es hora de poner se en campaña y preguntarse ¿Cuál de estas habilidades tengo?