lunes, 4 de mayo de 2015

5 máximas para enfrentar las críticas

Quédate tranquilo porque el que critica nunca será otra cosa que un espectador.
El hombre es un ser envidioso. Esto se manifiesta desde la más tierna infancia hasta los últimos días de vida. Cuando un pequeño niño tiene un nuevo hermano e intenta hacerle daño por robar la atención de su madre, cuando los niños en la escuela se burlan de quien tiene mejores calificaciones o cuando los medios critican a las personas que han alcanzado el éxito, todos estos casos son muestra de que estas actitudes son netamente humanas y lo más probable es que cada uno de nosotros deberá lidiar alguna vez con criticas y negativismos hacia nuestra persona. Sobre todo si pretendes alcanzar el éxito, si es así debes estar completamente preparado para ellas. Hazte desde ya la idea de que serán parte de tu vida. De todas formas, como sabemos que no es fácil, te damos estas 5 máximas que te ayudarán a lidiar con las críticas.

1. Las criticas se afrontan de forma racional
Lo primero y más importante que debes saber respecto a las críticas es que, como dijimos antes, son naturales e inherentes al ser humano y no hay nadie que no haya sufrido con ellas. La clave para afrontarlas es mantenerte siempre racional. Si las evalúas con emocionalidad, cada una de ellas será una daga que se clavará profundo y que costará mucho sacar. Usa la racionalidad para pensar que si no fueras exitoso no estarían hablando mal de ti.

2. Las personas negativas se rinden fácil
La persona que te dice que jamás podrás hacer algo no está haciendo nada más que buscar a alguien en quien poder justificar su propio fracaso. Buscan un compañero de derrota, es un reflejo instintivo por lo que no debes tomártelo en forma personal sino más bien reír y seguir tu camino. No te preocupes que él seguirá en la orilla criticando a quienes pasan.


3. Los que critican siempre son espectadores, nunca protagonistas
Un dicho popular reza: “Después de la batalla, todos son generales” y es muy cierto. La posición más cómoda siempre es la de quien no se involucra, quien no se la juega ni toma riesgos. Para ése es muy fácil luego opinar y criticar de cómo se debieron haber hecho las cosas. Cuando te toque uno de estos, quédate tranquilo porque el nunca será otra cosa que un espectador que mira con envidia a los protagonistas.

4. El peligroso no es quien esparce el rumor si no quien lo escucha
No temas de las personas que hablan mal de ti ni de aquellos que esparcen los rumores, teme de tus cercanos que presten oído a aquellos comentarios. Si tus personas cercanas son tan débiles como para creer lo que se diga de ti por otros lados pues comienza a replantearte su lealtad. Son estas personas las que pueden convertirse en tu mayor problema ya que en esos casos es más difícil mantenerse racional.

5. Las críticas pueden ser una gran motivación interior
Si ya lograste asumir que las críticas y los comentarios negativos son algo que jamás abandona la vida de una persona exitosa, entonces puedes comenzar a verlos como una motivación constante a seguir creciendo y mejorando. Utiliza la rabia que puedan darte todas aquellas cosas malas que dicen de ti y transfórmala en motivación y fuerza para seguir tu rumbo hacia el éxito.