lunes, 5 de marzo de 2018

El Ángel Humano

Uno de los regalos de este proceso, es que los Humanos se están volviendo concientes de quien realmente son: que ellos son Espíritus en Cuerpos Humanos, y que ellos son en otras palabras, Ángeles en forma humana.

Nosotros hemos sido concientes de nuestras conexiones con los reinos superiores por muchos miles de años, pero siempre hemos sentido que lo “humano” y el estado material de alguna manera nos “saca” de nuestra herencia angelical. Nosotros hablaríamos de nuestro “Ser Superior”, sabiendo que hemos tenido acceso a este aspecto de nosotros mismos, pero que de alguna manera éste no es completamente parte de quienes nosotros somos, y que solo podía ser accedido en meditación.

Parte de la razón para esto era que nuestras formas físicas estaban encerradas en la Tercera Dimensión, pero nuestro Ser Superior o Ser Angelical era de una mucha más fina y mucho más alta vibración y permanecía más en la Dimensiones Superiores. Así que de esta forma siempre había una “separación” entre la manifestación material del cuerpo humano y de la conciencia y la realidad espiritual.

Ahora, sin embargo, con el cambio vibratorio que el planeta está experimentando, que apropiadamente es llamado “Ascensión”, la Tierra y sus habitantes tienen la oportunidad de “ascender” de la conciencia de Tercera Dimensión hacia las Dimensiones Superiores. Cuando la conciencia asciende más, el mundo superior se acerca más, hasta que ya no hay una “separación” sino una secuencia continua que es llamada “Conciencia Multi-Dimensional".

En este estado, el ser humano es capaz de acceder tanto a los reinos materiales y espirituales con facilidad. Ya no se requiere más la necesidad de meditación intensa, dado que el acceso a los reinos del espíritu es inmediato y evidente. La gente en estado Multi-Dimensional tiene acceso a su presencia angelical o estado Angelical, y se reconocen a si mismos como seres Espirituales o Ángeles que tienen también un cuerpo humano que son capaces de funcionar en el plano material como seres físicos.

En este punto, el Ser Superior y el Ser Inferior puede decirse que se han mezclado, y que el Ser Humano es ahora un Ángel Humano.

Los Ángeles humanos son constantemente conscientes de ellos mismos como Angelicales, Poderosos y Creativos. Ellos no tienen tiempo para cosas como el miedo y los dramas donde hay víctimas. Su tiempo es gastado mejor en la creación de un tipo de realidad en la cual ellos se sientan felices y contentos.

Muchos niños Índigo y Cristal ya están casi en este punto de conciencia, sino completamente dentro de él. Al igual que muchos de los adultos Índigo-Cristal quienes han hecho la transición a este estado. Son estos nuevos seres quienes serán capaces de reclamar su herencia humana y angelical, quienes crearán esta Nueva Tierra.

Es importante establecer, en este punto, que es imperativo que quienes hicieron la transición dentro de la conciencia de sus yo’s angelicales, que sean también concientes de lo importante que eso es para los humanos y que permanezcan bien anclados en los planos o dimensiones materiales. El punto total de la transición es traer el “Cielo” a la “Tierra”, y no desvanecerse en algún estado de un infundado paraíso.

Para los Ángeles Humanos hay trabajo que hacer. La creación una Nueva Tierra que traerá el Cielo a la Tierra. Y dado que el “cielo” no es tanto así como un estado de conciencia, estos Ángeles Humanos deben trabajar para traer los estados superiores de conciencia al plano de la Tierra.
Una vez que sea logrado, entonces habrá nacido una cultura planetaria que respetará a todos los seres como manifestación de la Esencia Divina. Y esta cultura reflejará que el respeto es la paz, la armonía y la creatividad.