viernes, 6 de julio de 2018

Las personas sensibles son ángeles con las alas rotas que sólo vuelan cuando son amados

Las personas sensibles son las personas más genuinas y honestas que jamás conocerá. No hay nada que no te digan de ellos mismos si confían en tu amabilidad. Sin embargo, en el momento en que los traicionas, los rechazas o los devalúas, se convierten en el peor tipo de persona. Desafortunadamente, terminan haciéndose daño a sí mismos a largo plazo. No quieren lastimar a otras personas. Va contra su propia naturaleza. Quieren hacer las paces y deshacer el mal que hicieron. Su vida es una ola de altibajos. Viven con culpa y dolor constante sobre situaciones no resueltas y malentendidos. Son almas torturadas que no son capaces de vivir con odio o siendo odiadas. Este tipo de persona necesita el mayor amor que alguien pueda darle porque su alma ha sido constantemente magullada por otros. Sin embargo, a pesar de la tragedia de lo que tienen que pasar en la vida, siguen siendo las personas más compasivas que vale la pena conocer, y las que a menudo se convierten en activistas de los quebrantados de corazón, los olvidados y los incomprendidos. Son ángeles con alas rotas que sólo vuelan cuando son amados”.