sábado, 21 de octubre de 2017

8 características que te convierten en una mujer inolvidable

Si eres de las mujeres que deja huella a donde va, definitivamente posees cualidades que atrae a más de una persona que te rodea. ¿Sexy? ¿Bonita? esas características no son suficientes para convertirte en una mujer inolvidable, ¿te consideras una de ellas?
Una mujer inolvidable es aquella a quien siempre recuerdan con una sonrisa o mucha nostalgia, pese a la distancia y las vivencias, eres difícil de olvidar. Si quieres ser una de ellas, aquí te dejamos 8 características que te convierten en una mujer inolvidable:

1. Sabe escuchar y dar consejos imparciales
Sea cual sea el problema que se presente con tu pareja, familia o amigos, intentas ver las cosas imparcialmente y ponerte siempre en el lugar de los demás, también ayudas a ver quién tuvo responsabilidad en el problema y si fuiste tú, lo reconoces.

2. Que tiene iniciativa
Una mujer inolvidable sabe a dónde ir, qué hacer y cómo disfrutar. Es una mujer divertida y que no le teme a los nuevos retos.


3. Cocina ricoBien dice el dicho “a los hombres se les conquista por el estómago”, una mujer que tiene un rico sazón es inolvidable.

4. Huele bien todo el tiempo
Una mujer también puede volverse inolvidable por su buen aroma que ayuda a refrescar la memoria y recordar los buenos momentos compartidos a su lado. Si usas un solo perfume con frecuencia, no dudes que te recordarán cuando lo vuelvan a oler en algún lugar.

5. Buenos temas de conversación
Si estás al tanto de lo que pasa en el mundo y puedes mantener una conversación entretenida con cualquier persona, será un punto extra para convertirte en una mujer inolvidable. Agregarle unas gotitas de espontaneidad también ayudará a que nunca te olviden.

6. Tener una pasión
Deporte, arte o cualquier otra pasión te convertirá en una mujer inolvidable. La energía con la que hablas de esos temas y el tiempo que le dedicas te hará única y especial sobre las que no tienen nada que las mueva por el mundo.

7. Alguien que sabe respetar el tiempo del otro
Sabes respetar la independencia e individualidad de los demás. Te encanta pasar tiempo con tu pareja, familia y amigos pero también eres consciente que cada quien necesita su espacio, lo que refleja tu madurez.


8. Que tenga personalidad
No importa el qué dirán, tú tienes una personalidad que absolutamente nadie podrá cambiar y eso te hace especial. Nada te intimida, sabes que gracias a tus cualidades puedes lograrlo todo.