domingo, 3 de septiembre de 2017

12 señales de tu cuerpo que no deberías ignorar. Quieren decirte algo Por Lolita Cuevas-Avendaño

Los problemas ocultos y asuntos sin resolver, cobrarán un alto precio en tu cuerpo.
Las reacciones en nuestro cuerpo son la mejor forma para indicarnos cuando algo nos gusta, cuando no, cuando nos incomoda, y también para dejarnos claro que es suficiente. No nos damos cuenta, pero a veces abusamos de él y lo dejamos pasar, como si fuéramos capaces de soportar tanto. Ignoramos todos los malestares que nos llegan, es la verdad.

Por fortuna, también tiene formas de expresarse y decirnos: “no te pases”
En definitiva, muchos de los males a los que nos tenemos que enfrentar cada día, son causados por preocupaciones internas
Lo más común, es que nos demandemos demasiado a la hora de estudiar y rendir en el trabajo, sin reparar en las consecuencias que pueden golpear a nuestro cuerpo en razón del bienestar. por eso, estas son los 12 signos que nos ayudarán a darnos una idea de que estamos exigiéndonos de más, y que cargar con demasiados problemas internos, nos costará caro, pero lo podemos evitar.

1. La cabeza
Aprende a darte un tiempo para ti, sin sentir remordimiento de consciencia. Esos minutos, te relajarán y la cabeza dejará de molestarte.


2. El cuello
Si no puedes perdonar a alguien, incluso a ti mismo, el cuello comenzará a doler. Pero entérate de algo: ¡el mundo te quiere! Entonces quiérelo a él y reconsidera tu actitud.

3. Los hombros
Lo más seguro es que estés cargando con una preocupación y no sepas qué decidir o cómo actuar. Si lo compartes con algún amigo o alguien cercano, el peso será menor y sentirás y un gran alivio.

4. La parte alta de la espalda
Esa es la forma en que se manifiesta el sentimiento de que estamos b, que nadie nos quiere y que nadie nos comprende. ¡Qué va! Interactúa con los demás, conócelo y sé amistoso.

5. La espalda baja
No todo lo que brilla es oro, bien lo dicen los abuelos, entonces deja de preocuparte por eso. Mejor enfócate en el hoy y disfruta lo que haces. La riqueza va a llegar de una u otra manera. Así que no te aflijas.

6. Los codos
Sé flexible, abre tu mente y no te desgastes ni dediques tiempo a discusiones tontas. Ten una actitud relajada ante los problemas de la vida.

7. Las manos
Si desde hace tiempo necesitas una amistad, tus manos te lo van a decir. ¿La buena noticia? ¡Que no es un problema! Recuerda que cualquier desconocido puede terminar siendo tu inseparable y fiel amigo.

8. La cadera
No te resistas a los cambios. La vida seguirá su curso natural estés o no de acuerdo. Es parte de la vida y es inevitable. Entonces mejor disfrútalo y míralo como una aventura.

9. Las rodillas
Tendrás que trabajar en la compasión y consideración hacia los demás. Seguro pensabas que eras la única persona en el universo, pero resulta que siempre hemos sido muchos y no todo sucede en torno a ti. Sé atento con los demás y vive más feliz.


10. Las pantorrillas
Esa esa desconfianza enferma que se da con los celos irracionales. Que el amor no te atormente, mejor ten fe en tus seres queridos, relájate y no los intentes controlar. Todos ganan.

11. Los tobillos
No los reprimas no los evites, mejor cúmplelos. No te olvides de ti y permítete sentir placer cumpliendo algún deseo, por pequeño e insignificante que parezca. Si lo dejaste pasar por falta de tiempo, dedícate un espacio para realizarlo. Lo mereces.

12. Los pies
Es como si tu vida se quedara estancada y quieres continuar pero el peso de tus preocupaciones y problemas no te dejan continuar. Entonces los pies duelen. Sonríe con más frecuencia y olvídate de los recuerdos grises.

Ámate, cuídate procúrate, perdónate y haz lo mismo con los demás. ¡Que seas muy feliz!