lunes, 7 de mayo de 2018

La intuición

¿Cuántas veces has tenido una corazonada o un presentimiento, y no le has prestado atención, para luego darte cuenta que lo que sentiste era lo correcto y que debiste haberle prestado atención?
Esto que sentimos o escuchamos es nuestra intuición tratando de comunicarse con nosotros, dándonos información que necesitamos saber para nuestro bienestar.
A través de estas corazonadas, intuiciones, escuchar tu voz interior, o incluso recibir una imagen mental, es que recibimos mensajes de Dios, de los ángeles, de tus guías espirituales, seres queridos fallecidos y de nuestro ser superior. Depende de nosotros prestarles atención o no.
Cuando prestamos atención a nuestra intuición, o a los mensajes de guía divina que recibimos en nuestra vida, las cosas empiezan a encajar en su lugar.
Empiezas a darte cuenta que frecuentemente estás en el lugar adecuado y a la hora justa, y todo comienza a fluir más fácilmente en tu vida.
Es importante recordar que los mensajes de guía Divina son siempre positivos, motivadores y llenos de mucho amor. Y siempre son para tu bien y el bien de todos los involucrados en la situación.
Si deseas mejorar tu intuición sólo tienes que estar pendiente y reconocer cuando la estás recibiendo.
Cada vez que sientas una corazonada, escuches una voz amorosa dentro de ti, o si veas una imagen que te muestra la respuesta a lo que has estado pidiendo… ¡actúa! Hazle caso a ese presentimiento, llama a esa persona que sientes que deberías llamar, o ve a ese lugar al que, dentro de ti, sientes que deberías ir. ¡Presta atención y actúa!
Desarrollar la intuición es divertido y además nos permite darnos cuenta de todo lo que podemos recibir y lograr a través de ella.
Tu intuición es un regalo que Dios nos dio a todos, aprende a utilizarla para que te sirva de guía en tu vida.