lunes, 7 de mayo de 2018

TIPS BASICOS FENG SHUI PARA TU VIDA DIARIA

Nuestro hogar es nuestro templo, luego de un día de trabajo, debemos recargar las energías para enfrentar uno nuevo en nuestra casa, por éste motivo es de vital importancia que esté perfectamente equilibrado siguiendo las diferentes herramientas con las que cuenta el Feng Shui.
Por ésta importante razón es que debemos respetarla, amarla, cuidarla y lograr que vibre con la mejor energía.
Como ya sabemos, todo, absolutamente todo tiene vida es decir todo es "energía", todo lo que forma parte del mundo físico está dotado de una "energía vital".
Todos los muebles, los adornos, los electrodomésticos, las paredes, los pisos, las fotos, las plantas y todo lo que te rodea tiene energía. De tal manera el Feng Shui se ocupa de aprovechar al máximo el flujo de la energía universal, el Feng Shui te puede enseñar a distribuir y ordenar los, colores, las formas, la luz y los aromas para atraer una buena energía y lograr que esta circule por la casa armoniosamente.

Aquí algunos consejos que tal vez te puedan ayudar a lograrlo:

Dejar entrar luz solar ya que es por excelencia un generador de energía.

No tener espacios oscuros o cerrados.

Tener las paredes impecables en su pintura. Y empapelado, libre de manchas de humedad y suciedad.

Los adornos deben ser alegres, vistosos, que despierten sensaciones de ternura y placer.

Los pasillos deben ser fáciles de transitar, libre de todo obstáculo y estar bien iluminados.

Mantener es buen estado las canillas, ya que las pérdidas de agua simbolizan pérdidas materiales y falta de salud para los integrantes de la familia.

No guardar objetos inútiles, ni guardar objetos de regalo que verdaderamente y sinceramente no nos agraden. Es mejor desprenderse de ellos, para que la energía vital pueda renovarse. Hay que dejar lugar para lo nuevo.

Tratar de mantener la casa llena de vida y armónica, ya que una casa en condiciones y ordenada, favorece el flujo de vibraciones positivas para Ud. y todos los integrantes que habitan la casa.

Tener plantas sanas para conectarse con la energía de la tierra.

Elegir los símbolos que nos rodean y que sean de nuestro agrado.

Desprenderse de obras de arte que transmitan agresividad, tristeza, muerte o cualquier sentimiento negativo.

Purificar periódicamente la casa, quemando incienso, mirra y benjuí.

Colocar música (especialmente de mantras) y esencias como romero o lavanda entre otras.

LO QUE SE DEBE EVITAR:

Alfombras de pieles de animales salvajes, aves embalsamadas, cabezas u cornamentas de animales disecados.

Flores marchitas o secas.

Espejos, adornos o vajillas rotos

Ropa y calzado que ya no se utilice o pertenezca a personas fallecidas.

Colecciones de armas o municiones (generan energía agresiva)

Cuadros, láminas, posters o cualquier imagen de dolor, llanto, motivos de guerra y dramas.

Muebles muy antiguos o de dudosa procedencia.

Colecciones de antigüedades, ya que contienen un historial energético de todos los lugares en donde han estado y de todos los dueños que los han poseído.

Muebles rotos, viejos o arruinados.

Espejos antiguos, ya que guardan "memoria" de todas las historias que han vivido.

Objetos y aparatos electrónicos que no funcionen, son elementos sin energía.