lunes, 15 de diciembre de 2014

11 maneras para convertirse en alguien madrugador como la mayoría de las personas exitosas


1. Anda a acostarte más temprano
Probablemente uno de los puntos en contra que tiene el levantarse temprano es perder horas de sueño. No se necesita ser un genio para darse cuenta que si no te vas a acostar tan tarde, no necesitarás dormir hasta tarde tampoco. ¿Realmente necesitas quedarte despierto hasta la medianoche, o incluso más tarde, especialmente durante días laborales? Estoy dispuesto a apostar que no haces nada productivo o beneficioso. Los programas de televisión y las redes sociales pueden esperar. Deja de desperdiciar tu tiempo. Te sorprenderá lo bien que te sentirás una vez que tengas una buena rutina de sueño.

2. Ten un calendario de sueño consistente
Tu cuerpo se siente bien con la rutina. Es por eso que tienes hambre a ciertas horas: tu cuerpo ha sido entrenado para eso. Establecer un horario adecuado para dormir es igual. Además, el tener una rutina te hará más sencilla la tarea de levantarte temprano. La mala noticia es que debieras comenzar a levantarte a la misma hora todos los días incluyendo los fines de semana. Sé que esto puede ser un problema, pero si no lo haces, tu cuerpo se sentirá constantemente confundido en relación a cuando despertarse, y el levantarte temprano se volverá algo muy difícil de lograr.


3. Nunca comas antes de ir a acostarte
Sé que comer una pequeña comida antes de ir a acostarte puede ser algo tentador pero esta es una idea increíblemente mala si te quieres despertar temprano y sentirte descansado al mismo tiempo. El dormir es el momento que tiene tu cuerpo para descansar, repararse y recargarse. No es un momento para hacer digestión ya que toma demasiada energía, lo que puede hacer el proceso de quedarte dormido algo más difícil.

4. Reduce tu ingesta de cafeína
Esto puede sonar obvio pero definitivamente vale la pena mencionarlo. Menos cafeína durante el día significa que no estarás dando vueltas por ahí hasta las 11:30 PM. Yo comenzaría por eliminar cualquier tipo de bebida con cafeína en las tardes. Sé que esto puede hacer que la vida se vuelva más difícil una vez que llegue la media tarde ¡pero debes aguantar!


5. No tomes nada de alcohol antes de ir a acostarte
Un pequeño traguito antes de ir a acostarte puede sonar como una buena idea en especial si no has logrado deshacerte del café de la tarde todavía. A pesar de lo que mucha gente dice, beber alcohol antes de ir a acostarse no te ayudará a dormir bien, aun cuando te hayas desmayado por haber tomado tanto alcohol. Sin embargo, lo que sí logrará es aumentar tu ciclo de sueño profundo y te quitará tu ciclo MOR (sueño de movimiento ocular rápido) de sueño. Por esta razón, te sentirás cansado cuando comience a sonar tu alarma para levantarte y tendrás mucha más tentación de apretar el botón de “snooze”. Como nota aparte, el ciclo MOR también se necesita para un correcto aprendizaje y la función de memoria por lo que sin lugar a dudas necesitarás tener suficiente de él.

6. Ten una buena razón para levantarte temprano
Levantarse temprano requiere motivación, al menos en un principio. Ten una buena razón para hacerlo. Esto puede incluir desde tener que hacer ciertas actividades hasta tener las expectativas de hacer algo. Personalmente recomiendo que sea una combinación de ambos. Levántate porque necesitas hacer algo pero también asegúrate de tener premios por motivación para ti ya sea un rato para ver televisión o salir a caminar un rato.


7. Transforma tu motivo en un desafío
Ahora que tienes un motivo para levantarte, transfórmalo en un desafío. No te dejes caer en un bache o te permitas romper la rutina. Convéncete de que puedes hacerlo y te levantarás más temprano para completar estas tareas. La única persona que puede realmente apoyarte eres tú mismo.

8. Comienza a hacer ejercicio
El ejercicio es una fantástica herramienta para despertarse. Te hará sentir con más energía y listo para conquistar el resto de tu día. Además, si lo haces por la tarde dejará tu cuerpo listo para dormir.  Estas dos ideas pueden ser un tanto contradictorias pero te aseguro que funcionarán en ambas circunstancias.

9. Asegúrate que tu alarma se encuentra fuera de tu alcance
Fuérzate a ti mismo a levantarte de la cama poniendo la alarma en el otro lado de la habitación. Si quieres agregar un incentivo extra, te recomiendo bajar una aplicación de humillación como BetterMe el que posteará en tu Facebook que “eres muy débil para despertar” en caso que aprietes el botón de “snooze”. Si esto no es lo suficientemente vergonzoso, usa Aherk. Esta aplicación posteará fotos vergonzosas de ti en todas tus cuentas de redes sociales si no logras tus metas. Obvio que el autochantaje puede verse como fácil de esquivar pero una vez que lo tengas configurado no podrás salirte de él.

10. Anda a acostarte relajado y en calma
Irse a la cama preocupado y estresado sólo te hará mantenerte despierto, independientemente de cuán cansado estés. Intenta ir a acostarte calmado y relajado. Si necesitas algo de ayuda en este aspecto, te recomiendo que hagas yoga, meditación o incluso te tomes un sencillo té relajante como la manzanilla.

11. Planea tener un emocionante desayuno para el día siguiente
Cuando todo lo otro fracase, la comida es la respuesta. Te lo digo en serio: me siento mucho más motivado para levantarme de la cama cuando se que hay algo delicioso para el desayuno. Ahora, no porque diga “delicioso” y “emocionante” tiene que ser algo complicado. Personalmente, me puedo emocionar por un batido o un jugo hecho de fruta fresca, pero esto se puede explicar porque también soy un raro que tiene su propia huerta en casa. Unos huevos con jamón o algún cereal crujiente también pueden funcionar. Sólo debes asegurarte que sea algo que te emocione. De esa manera, tendrás más motivación de levantarte.