lunes, 15 de diciembre de 2014

8 cosas que pueden hacer parecer a esta persona tu alma gemela, pero que realmente no significan nada

Por Candela Duato

Una de mis mejores amigas, a quien quiero mucho, suele encontrar a su alma gemela cada semana.
Estos señores pasan tan rápido por su vida que le hemos puesto sobrenombres: Alma gemela hipster, alma gemela del bigote, etc. Siempre termina amándolos repentinamente y se involucra muy profundamente con estos hombres.
Sin embargo, su amor fugaz normalmente se basa en indicadores que, tal como ya lo ha comprobado ella misma con sus parejas anteriores, no pueden predecir si la relación funcionará o no.
No soy ninguna experta en relaciones, pero he pasado por esto suficientes veces con mi amiga como para saber que hay algunos falsos indicadores que te pueden hacer creer que esta persona es tu alma gemela.

1. ¡En la primera cita descubres que tienes demasiadas cosas en común!
Dios mío, ¡Les gusta la misma banda/la misma serie de TV/el mismo bar! ¡Y ambos usaron el mismo estilo de zapato para ir a la cita! ¡Están destinados el uno para el otro!
Voy a generalizar un poco aquí y diré que la mayoría de las cosas de las que hablas durante la primera cita son demasiado superficiales como para significar algo importante.
¿Qué más da si a ambos les gusta la misma banda? Sólo significa que tienen un muy buen gusto y nada más. Ah, y que además pueden ir juntos a un concierto una vez al año, o que pueden hacerse compilaciones musicales.
Hay cosas más importantes que tener en común: los valores, cómo ves el dinero o hacia dónde crees que va la relación.

2. Pero ¡siento mariposas en el estómago!
Mira, las mariposas mienten. Incluso aún peor, las mariposas son una sensación que puede estar basada en tu historia previa o un escenario familiar, lo que generar un indicador equivocado. Por ejemplo, digamos que tú última pareja seria no demostraba mucha atención por ti al principio, así que cuando la persona con la que estás saliendo ahora hace lo mismo, las mariposas aparecen por un simple mecanismo de asociación.
Sentir mariposas en el estómago es algo lindo, y definitivamente lo disfruto, pero asegúrate de comprender la causa de su aparición y de estar mirando la relación de manera clara.

3. Pero, ¡es tan bueno en la cama!
Hay que tener claro que el sexo es sólo sexo. No puedes tener una relación seria basándote sólo en eso.
Van a tener que hablarse y tratar de comprender lo que está pasando. No me malentiendas, si es bueno, entonces toma lo que te da la vida, pero no confundas una relación que se basa sólo en lo físico con tu alma gemela.

4. Pero las estrellas/el horóscopo chino/mi prima vidente dice que SOMOS EL UNO PARA EL OTRO
No puedo pretender que no me lo paso bien investigando esto de la compatibilidad de los signos. A veces la astrología ha sido capaz de describir mi relación y sus problemas muy efectivamente.
Pero debería usarse como una sugerencia y no como una regla, y obviamente es algo general. Incluso los astrólogos dicen que signos poco compatibles pueden tener una relación exitosa con el amor. De hecho, mis padres, un Aries y una Virgo, han estado casados por siempre.

5. Pero ¡podemos hablar durante horas! Nuestra cuenta de teléfono es inmensa
Nuevamente, no digo que esto sea algo malo necesariamente (excepto esa cuenta de teléfono) pero lo que importa son las cosas de las que hablas.
Podría hablar por horas sobre cómo las novelas de Rob Thomas le dieron sentido a mi adolescencia o cómo mi gato es la criatura más adorable del planeta, pero ninguna de esas cosas te dice mucho de mí, especialmente si ni siquiera estás escuchando.

6. ¡Todos dicen que hacemos una bonita pareja!
¿A quién le importa lo que digan los demás? Ellos no son los que están en esta relación, tú sí. Tú eres quien debe decidir si te están tratando como corresponde, no las personas que dicen que hacen una linda pareja.
Si en tu caso es al revés y te dicen que te alejes de esta persona, ponles atención y escucha lo que te dicen, puede que vean algo que no puedas ver. Pero, nuevamente, eres tú quien toma la decisión.


7. Pero, vamos a tomarnos la relación con calma / ¡Estamos tan enamorados que hemos decidido volvernos siameses inmediatamente!
Me gusta dejar que la gente viva su propia vida. A todos les encanta decir ‘te lo dije’ cuando una relación intensa se acaba. Y me parece algo muy negativo.
Sigue el ritmo que tu relación dicte, moverte lento o rápido pueden llevarte al mismo final así que quizás sea mejor que hagas lo que se sienta bien.

8. Pero, ¡me manda flores todos los días! ¡Significa que le importo!
Este tipo de gestos pueden ser románticos… o un poco psicópatas. ¿Te manda cosas porque hizo algo malo? ¿O por que le dijiste que no y quiere que le digas que sí? ¿Te sientes incómoda con este gesto?
Cuando terminé con mi ex porque descubrí que me engañaba, apareció en mi trabajo para disculparse. No fue dulce, no estaba lista para que algo como esto pasara, y su gesto tenía más que ver con obtener lo que quería que de mí misma.
Y en caso que necesites saberlo: Las posesiones materiales no tienen nada que ver con el amor. No hay suficientes flores en el mundo que hagan que esté bien que alguien te hiera a propósito.