jueves, 11 de diciembre de 2014

UN SECRETO DE AMOR

“Mi esposa enfermó. Ella estaba constantemente nerviosa debido a problemas en el trabajo, vida personal, sus fracasos y problemas con los niños…
Perdió 30 libras a sus 35 años, se puso muy delgada y lloraba constantemente. Ella no era una mujer feliz.

Ella sufría de dolores de cabeza constantes, dolor en el pecho y sus nervios apretaban su espalda y costillas. Ella no dormia bien, solo podia quedarse dormida por las mañanas y se cansaba rapidamente durante el dia.

Nuestra relación estaba a punto de romperse. Su belleza la había dejado, se había ido a algún lugar, tenía bolsas bajo los ojos, se halaba el pelo y dejó de cuidar de sí misma.
Ella se negó a filmar películas y rechazó cualquier papel. Yo perdí la esperanza y pensé que nos divorciaríamos pronto …
Pero entonces decidí actuar. Después de todo, yo tengo a la mujer más bella de la tierra. Ella es el ídolo de más de la mitad de los hombres y mujeres en el mundo y yo, era el único que dormia junto a ella y la abrazaba.
Empecé a mimarla con flores, besos y cumplidos. La sorprendi y la complací cada minuto. Le di muchos regalos y vivi solo por ella. Hable en publico solamente de ella. Incorpore todos los temas en dirección a ella.

Le alabé frente a ella y frente a nuestros amigos. Ustedes no lo van a creer, pero ella floreció, Ella se convirtió en alguien mejor de lo que era antes. Ella aumento de peso, ya no estaba nerviosa y me amaba mas que nunca. Yo no tenia ni idea de que ella pudiera amar tanto.

Después me di cuenta de una cosa: La mujer es el reflejo de su hombre.
SI la amas al punto de la locura, ella se convertira en un reflejo de esa locura.

-Brad Pitt, Un Secreto de Amor